lunes, 18 de agosto de 2008

...cacahuetes

Primera entrada, un momento triste en la vida de cualquier hombre, normalmente, símbolo de los primeros signos de hacerse viejuno. Y no podía empezar de mejor forma que hablando de ese importante fruto seco que está en nuestra vida cotidiana llamado "Cacahuete".
Sí, HOY HABLARÉ DE... CACAHUETES.
Marrón, con esa característica uno no puede resistirse a probar sea lo que sea.Cuando algo es marrón, tienes que probarlo, así lo mandan los cánones. Puede gustarte o no, pero has de probarlo, ¿de qué vas a hablar con los amigos cuando quedas con ellos? ¿de fútbol? ¿de política?...no no, hablas de "¿qué cosa marrón has comido hoy?" Y en mi caso hoy he comido cacahuetes. Otros días son otras cosas, pero todas ellas lo saben tus amigos, "recuerdas aquella vez que te comiste aquella pedazo de...", sí, lo recuerdo,y me gusta recordarlo con mis amigos, son ellos con los que puedes hablar de cualquier cosa y puedes vivir todo tipo de experiencias, y ¿como no?, he comido cacahuetes con ellos.
Los cacahuetes son esos frutos secos que a veces te dan como aperitivo en un bar cuando pides algún tipo de refresco, y claro, agradeces al camarero que te ha puesto esa maravilla de la naturaleza en un plato. Y te los comes, y casualmente nunca piensas nada cuando comes cacahuetes, inténtalo, es imposible pensar algo cuando los comes. Yo una vez lo intenté, de hecho, ha sido la única vez en mi vida que he intentado pensar, pero no lo conseguí. Una vez coges un cacahuete con los dedos y te dispones a quitarle la cáscara o a comértelo directamente si ésta no existe, te sumerges en un mundo de fantasía en la que todo es maravilloso, aparecen ninfas alrededor tocando pequeñas arpas al son de una melodía embriagadora, y no, no confundo cacahuetes con cualquier estupefaciente, de hecho, no existe ninguna sustancia, de esas que toman los ciclistas, que sea mejor que un cacahuete para evadirte de la realidad y aumentar tu energía. Oh, sí, un cacahuete aumenta tu energía mucho,de hecho, según un estudio realizado en la Universidad de Austin (Masachussetts), si consumes 250 gramos diarios de cacahuete (sin cáscara) aumentas un 75% tu rendimiento (Dato dramatizado).
Pero no pasemos por alto la cáscara del cacahuete. En un bar te los pueden poner con o sin cáscara, y pensareis que no existe diferencia, pues sí, sí que existe, y os voy a decir por qué. Un plato estándar de aperitivo estándar de bar estándar de ciudad estándar de país estándar de continente estándar de planeta estándar (sí, podría alargarlo más), pongamos que tiene un diámetro de 15 centímetros, y el camarero pone cacahuetes hasta que se salen del plato, y los pone con cáscara, como mucho ¿cuántos puede poner? ¿15? ¿20?, a dos frutos por cáscara de media, saldrán unos 40 cacahuetillos, pero... ¿y si el camarero los pone sin cáscara hasta que se salen? ¡pondrá una infinidad más de cacahuetes! Y esa es la diferencia entre un cacahuete con cáscara y uno sin cáscara, no existe más diferencias, no, no busquéis más diferencias, no existen, cualquier comentario de que sí que existen más diferencias será ignorado.
Y hablando de cacahuetes me vienen a la mente las siguientes preguntas, ¿cuántos cacahuetes habré comido en mi vida? ¿y tú? ¿100?, ¿1000?, ¿10000?, ¿6.022*10^23?, ¿3.1415926535897932384626433832795028841971693993? habiendo comido unos cuantos, ¿habrá alguien que sepa cuántos ha comido? ¿Cuál es la producción anual de cacahuetes del Estado de Buthán? Son dudas que siempre he querido saber, y creo que nunca sabré.Mi vida ha fracasado, tenía un hito que cumplir, y nunca lo veré realizado. Pero...sí!, que buena idea! A partir de ahora contaré todo aquel cacahuete que entré por mi garganta! Sea con cáscara o sin cáscara, sea salado o con miel, sea pequeño o grande, a Dios (bueno a mí, que sé realmente de mi existencia) pongo por testigo que a partir de hoy empezaré a contar todo cacahuete que coma. Ya os contaré mis progresos en una nueva entrada de "HOY HABLARÉ DE...".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Jooooo, quiero cacahuetessssssssssssssss. Tengo antojo por diossss. Que malo eres!! Jejeje. Muackkss

Polo dijo...

Cacahuetes, cacahuetes....y los anacardos que! esa conjunción perfecta entre cacahuete y pistacho con una forma más original, si cabe, que la de un altramuz. Alabad todos al anacardo, oh amo y señor de los frutos secos.