jueves, 27 de noviembre de 2008

...genuinas anomalías cronológicas.

El primer anacronismo al que hago referencia data de 1763 D.C. En aquella época los antiguos romanos del siglo VI A.C. vivían en modernas casas, con persianas y puertas automáticas que se abrían y cerraban al oir algun ruido. Lo cual era un peligro, puesto que los carteristas del metro de Barcelona siempre estaban haciendo ruido para abrir las puertas y robarles papiros actuales. Una vez introducidos en la época a la que hago referencia, será más facil relatar las costumbres del protagonista de nuestra historia.
Se llama Aminiroxis IV Rodriguez, hijo de una estirpe de seguidores de Barack Obama. Tiene una novia que se llama Eva, que siempre va con hojas de parra cubriéndole sus partes, ella dice que ha sido expulsada del Edén, pero nadie le cree, excepto Clint Eastwood, sí, ese actor de los años 20 A.C. Eva y Aminiroxis son novios desde que cayó el muro de Berlín.
Aminiroxis tiene 32 años, es hijo de un carpintero llamado Josele, y siempre está contando parábolas. Tiene barba y dice que en un año será crucificado, muerto y sepultado, pero que al tercer día resucitará, subirá a los cielos, y sentado a la derecha de Manolo Escobar dirigirá a los Hebreos hacia las cataratas del Niagara para que naveguen juntos por la Casa de Campo de Madrid junto con los jugadores del Real Madrid y Barcelona. Pero eso es lo que dice Aminiroxis, la versión de Eva es más creible, dice que es un barbudo vago que se pega todo el día sentado en el sofá viendo en la tele partidos de futbol de Robots ultra avanzados que datan del 2133 D.C.
Aminiroxis tiene el Síndrome del Vago, eso es cierto, se lo detectaron hace 47 años, cuando estaba junto a Cristobal Colon e Indiana Jones por las Americas descubriendo Suecia. Desde que se lo detectaron no ha vuelto a ser el mismo, ya no va a cazar mujeres junto con sus congéneres, los Neandertales, ni golpea a Triceraptors, ni va a luchar con los Vikingos a conquistar Panamá. Pero él es feliz así. Eva y Aminiroxis son felices, tienen un hijo aleman de 59 años que se llama Adolfo, y que ha querido conquistar el mundo, matando a no se cuantos proxenetas, y metiendo en camaras de gas a no se cuantos Visigodos. Pero le ha salido mal, porque su madre le dice que no lo haga. Desde entonces Adolfo y Aminiroxis, van los domingos a misa, junto con los indios coloniales Arapajoes de Texas.
En la vida normal de Aminiroxis, se dedica a ser Inspector de Seguridad en la Central Nuclear de Springfield, desde que trabaja allí se ha vuelto de un color amarillo, se le ha caido el pelo y le han tenido que amputar un dedo de cada una de sus extremidades. Pero es feliz, porque Eva está muy buena, y es stripper en el Vaticano, allí con el Papa y Tutankamon como seguidores aferrimos. Adolfo y Aminiroxis juegan juntos en un equipo de baloncesto junto con un jugador pequeño peludo y blanco llamado Miguel Jordán. De él dicen que, en esta dura época en la que todavía no existen aviones, volará muy alto y llegará lejos. Pero nadie le cree, excepto Clint Eastwood, sí ese actor que fue famoso en 1387, cuando excarcelaron a Julian Muñoz de su delito de robar una gallina en los años 30.
Aminiroxis en su tiempo libre se dedica a hacer fotos a Marte, viaja allí por teletransporte, y lo hace junto a Abraham Lincoln. Aminiroxis tuvo una infancia muy dura, porque en Esparta, cuando eres pequeño, te hacen un duro entrenamiento, y te dejan sólo para que te ganes la vida, junto a tigres, islamistas y a los doce discípulos. Pero lo superó porque le ayudó si primo el de Zumosol.
Aminiroxis murió el mismo día que Cervantes, el creador de la película de Star Wars en 1754, en plena crisis post Revolución Francesa. Pero hoy Aminiroxis se va a ir a jugar un partido de Blernsball junto a Bender, Fry y el hijo de éste último, Antonio Banderas, que se hizo famoso por conquistar la Isla Perejil en 1854.
Mañana será un gran día.
Me despido a fecha de 12 de abril de 1893, año en el que se ha consagrado como dictador de Alemania nuestro entrañable Chanquete.
Un saludo desde Plutón, conquistado por los americanos renacentistas en la época grecorromana al mando de Búfalo Bill y su inseparable amigo, Dorian Grey. Hasta tarde, aunque nadie me crea, excepto Clint Eastwood, hijo de Buda.

domingo, 23 de noviembre de 2008

...la teletienda

-Ey Mike.
-Ey Jordan.
-¿Qué nos traes hoy Mike?
-Hoy Jordan, os traigo el nuevo y revolucionario XT Wispel 3200 P 84JK RX.
-Caray Mike, con ese nombre se va a vender solo.
-Lo sé Jordan, pero hoy quiero hablar un poco más de él.
-De acuerdo Mike, todo tuyo.
-Gracias Jordan. ¿Te has preguntado alguna vez, querido tele espectador, como podrías deshacerte de anuncios tan estupidos en la teletienda como éste? Ahora con el nuevo y revolucionario XT Wispel 3200 P 84JK RX, ningún anuncio de este tipo te incordiará más. Veamos un ejemplo:
*Carajos güey, otra vez este cachote de anuncio en la televisor tienda. No quiero verlo más. Caracoles, si tengo el nuevo y revolucionario XT Wispel 3200 P 84JK RX, me desharé de este anuncio. Gracias al nuevo y revolucionario XT Wispel 3200 P 84JK RX, mi vida ha cambiado, güey. Ya no sufro esos dolores de cabeza provocados por anuncios de esta calaña (páñun páñun).
-Oh Mike, éste sí es un gran invento.
-Si Jordan, y por solo el precio que aparece en pantalla puede ser tuyo. Además te regalamos otro XT Wispel 3200 P 84JK RX igual, un bronceador de factor 1, y un porta chicles usados, además si llama al teléfono que aparece en el monitor, le regalaremos un XT Wispel 3200 P 84JK RX de viaje.
...
Y este era otro maldito anuncio de teletienda. ¿Os habeis dado cuenta como son?. Todos estos anuncios están doblados, y los que no lo están, son porque están rodados en sudamérica.
En el caso de estar doblados se nota claramente que en versión original no dicen eso, en realidad están contándose la resaca que llevan de la fiesta de anoche en la mansión de Playboy, y si no lo creeis, fijaros en el próximo anuncio que veais de este tipo.
Y en el caso de estar rodados en sudámerica, dicen lo que oimos pero claramente se ve que están siendo apuntados por una pistola, porque como digan lo que realmente opinan del producto en cuestión, les pegan 7 tiros, 6 de ellos haciendo el pino.
Los que venden estos productos se rien de nosotros, yo si tuviese que protagonizar uno hasta me reiría del tele espectador que posiblemente llamase.
En definitiva, que estos anuncios están bien cuando quieres reirte de algo y no tienes de qué. No os los tomeis muy en serio. Ellos tampoco nos toman muy en serio vendiéndonos productos llamados XT Wispel 3200 P 84JK RX o similares.
P.D. Anuncio de teletienda dramatizado. No existe este producto. No llamen al teléfono que ha salido en sus pantallas. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Ningún actor ha sufrido daños (el actor Ejemplo 1 dijo lo que queríamos que dijese apuntándole a la entrepierna).

jueves, 20 de noviembre de 2008

...hoy

Me despierto. Me levanto. Me ducho. Me visto. Me desayuno. Ummmm, que rico estoy.
Hoy no hablo por hablar como los últimos días. Hoy hablo por hablar como hoy. El día se presenta soleado aunque con frío. Es uno de esos días al que a uno le gusta vivir.
De joven, un día como hoy, hubiese ido a hacer deporte a primera hora. La mezcla de sol y frío me gusta. De mayor, un día como hoy, estoy sentado, escribiendo tonterías.
Antes tenia un cuerpo atlético...es decir rojiblanco debido a que jugaba a fútbol con medias de rejilla.Ahora tengo un cuerpo real...es decir blanco debido a que no salgo a la luz del día.
Siempre encerrado con un ordenador delante de mis dañados ojos. Pensándolo bien...antes tenia un cuerpo entrenado, hoy en día tengo los ojos entrenados.Ojos entrenados para evitar que te pillen las miradas indiscretas a escotes y pantalones que dejan ver un hilillo de tanga.Antes siempre me pillaban, era impresionante. Pero ahora no, gracias a que no salgo a la calle porque siempre estoy con el ordenador.
Hoy tecleo teclas, el destecleador que las desteclee buen destecleador sera. Dandome cuenta... realmente cuando tecleo, destecleo, porque si no, escribiría HHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH.
He destecleado, soy un buen destecleador, porque he logrado desteclear las teclas tecleadas.
Hoy me espera escuchar música mientras tecleo. De todo, desde lo mas ligero como SlipKnot, hasta lo mas duro como las sonatas de Chopin. No me he confundido a la hora de nombrar un ejemplo de ligero y de duro. El barrio Ajonjoli me enseño esa lección. El barrio Ajonjoli, si, ese programa que salia en la tele y había personajes como Coca, que te enseñaba lo que era cerco y lejas, y decian frases como "a mi las chupas no me la putan" (esta frase me la atribuyen a mi, pero yo lo aprendi de ese programa) . Que grandes tiempos con esos programas. Hoy en día no hay nada similar. Lo mas parecido a ese programa podría ser...Pressing Catch. Si, Pressing Catch se parece a ese programa porque te enseñan lo que se consigue con la Coca y el Sésamo.
Hoy nada se parece al pasado. Hoy trabajo, hoy no hago deporte, hoy no estudio... aunque esto ultimo no se diferencia a mi pasado.
Hoy no me he gastado 15 pesetas en un chicle, un regaliz y un chupachups. Hoy me he gastado 15 euros en un chicle, un regaliz y un chupachups.
Hoy no se diferencia nada de ayer, aunque quizá si de mañana. Nunca se sabe que ocurrirá mañana. Aunque puedo augurarlo. Nada.Al igual que hoy, nada ocurrirá. Hoy no es especial, hoy no es emotivo ni es trascendente. Un día mas.
Si hoy nada se diferencia a ayer, y ayer no se diferencia a anteayer, siguiendo con la regla de que un día no se diferencia en nada al anterior, me surge una duda, ¿por que hoy me han cobrado 15 euros y hace unos años 15 pesetas(0,09 euros) por lo mismo?

martes, 11 de noviembre de 2008

...chocolate

Noviembre 2008, estoy de viaje sólo en un lugar desconocido, la mañana es nublosa y todo está muy desangelado, son las 8:30 de la mañana y me detengo ante una tienda de bombones, quizá la más antigua que exista, se llama Familia Noya, e indica que lleva abierto desde 1829. Entro y un mar de chocolates me inunda la visión. Pero todos buenos, todos deliciosos y esperando a ser abiertos por unas manos sudorosas, todos esos chocolates me esperan a mi. La tienda es vieja, pero amplia, está muy anticuada y parece tener poco éxito, pero no dudo que un pasado esta tienda fuese de un éxito rotundo. Tienen bombones, tabletas de chocolate, figuras hechas con mucho arte de chocolate, tienen dos fuentes de chocolate, una de ellas muy original que simula las cataratas del Niagara. Mires donde mires todo es chocolate.
Estoy yo solo en la tienda junto con el dependiente, un señor mayor bien vestido con un cartelito en su solapa donde pone F.Noya. Le pregunto por su apellido, y me indica que él es el único familiar que queda de la estirpe de los Noya, creadores del mejor chocolate. Y sin parar de hablar me invita a que me siente en una mesa mientras me prepara una taza de chocolate, sin habérsela pedido yo, amablemente cedo, así me centro en qué chocolate querré, puede que sea la última vez que tenga una oportunidad de elegir ante tanta selección, por lo que quizá me disponga a comprar mucho para todos mis conocidos. Sin parar de hablar el amable dependiente me indica que tiene pensado jubilarse en breve pero que no quiere que la tienda de bombones deje de funcionar. El pobre hombre me hace saber que tuvo un hijo al que le iba a ceder la tienda, pero que aquel hijo murió en un terrible accidente hace un tiempo. La tienda la regenta el hombre y todos los bombones los hace él junto con su amada esposa y la hermana de ésta de forma artesanal. ¿Pero tanto chocolate creado por tan poca gente? Me sorprende pero sigo atendiendo al amable dependiente. Tal es su deseo de no tener que cerrar la tienda cuando él se jubile, que ya lleva un tiempo ofreciéndoselo a todo cliente que se atreva y consiga comerse todas las existencias de la trastienda de chocolate en un breve periodo de tiempo, el viejo señor entiende que, un buen dependiente de una tienda de bombones tiene que haber probado todo tipo de chocolates, para saber ofrecer a los posibles clientes, y como el tiempo apremia da dos días a toda aquella persona que se atreva con la prueba. Yo no tengo ninguna prisa, he venido sin billete de vuelta y me apetece realizar la prueba, no tengo que invertir dinero, únicamente tener una rápida digestión para poder seguir comiendo más chocolate. Además, me gusta el sitio y no me importaría quedarme aquí a trabajar en una tienda que considero histórica y excepcional. Acepto la prueba. El hombre se alegra y entusiasmado me sirve su taza de chocolate. Tras tomármela entro con su permiso a la trastienda.
Si lo que está cara al cliente tiene una cantidad extraordinaria de chocolate, deberíais ver la trastienda, ríos, mares, océanos de chocolate. Me saca unas hojas de papel donde se indica todos los chocolates que debería comer para poder optar al puesto. Obviamente dos días se me antojan pocos para comer tal cantidad de chocolate, pero...conozco mi gusto por los chocolatásticos y mi gula, sé que podré. No tendré tiempo de dormir más que dos, tres horas quizá, e iré al baño únicamente cada 8 horas, para dejar más sitio a mi nutrida tripa. El dependiente me indica que estaré solo pero estaré controlado por vídeo cámaras, y que no entrará en la trastienda para distraerme, cuando acaben las 48 horas, vendrá, y si me he comido todo, el puesto será mio. No lo hago por el puesto, aunque me guste no es mi objetivo, lo hago por comer, comer chocolate, chocolate gratis, cantidades industriales de chocolate gratis, cualquier persona en su sano juicio aceptaría esta proposición.
Empiezo por las tabletas de chocolate:
-Chocolate con avellanas.
-Chocolate fondant.
-Chocolate amargo.
-Chocolate con naranja.
-Chocolate al estilo griego (chocolate negro con yogur griego)
...
...
Faltan 31 horas.
Verdes, rojos, morados... chocolates de todos los colores. Han pasado 17 horas, he ido 2 veces al baño y he dormido 2 horas. Me encuentro con energías. He terminado la primera página de la lista de chocolates, me faltan algunas tabletas de chocolate que dejaré para el final. Todo lo comido hasta ahora era de un sabor exquisito, superior a todos los sabores que he tenido hasta ahora en mi vida, no era un sueño, era un placer que estaba viviendo, y aun me quedan 31 horas para disfrutar, no era un castigo, ni una obligación, era algo que deseaba, quizá mi salud se viese resentida, pero mi paladar se estaba recreando. Para degustar todos los sabores, tras cada tableta me enjuagaba la boca con agua para que desapareciese todo el sabor anterior. Pero solo chocolate entraba por mi garganta.
Empiezo con los bombones:
-Conchitas (almendra y pistacho bañada en chocolate negro)
-Cubanitos (coco bañado en chocolate y recubierto de chocolate en polvo)
-Fruta Viena (pulpa de albaricoque bañada en chocolate)
-Gíandujas (almendras, avellanas, nueces molidas, azúcar y chocolate negro o con leche)
-Rocas (bombón de praliné con trocitos de almendra o avellana y con forma de roca).
...
...
Faltan 13 horas.
Primeros síntomas de exceso de azúcar. Empiezo a pensar que esta prueba es superior a mi, pero sé que puedo, queda mucho menos de la mitad de tiempo y poco menos de la mitad de los chocolates que hay en la trastienda. Miles de bombones, cientos de tabletas de chocolate, estoy exultante, voy a un ritmo enloquecedor, el puesto de dependiente muy probablemente sea mio. Ahora conozco muchos sabores que desconocía hasta el momento. No volveré a ser el mismo, mi paladar se va a volver más fino y eso lleva consecuencias. Empiezo con los chocolates en polvo, a esto hay que añadirle agua o leche, pero pienso que no he de llenar mi estómago con estúpidos ingredientes que puede que me hagan perder la prueba. El chocolate en polvo está bueno, si así pienso. Demasiadas veces he ido al baño, y muchas más iré a partir de ahora, pero...puedo seguir comiendo mientras estoy en el baño. Es todo cuestión de prioridades, primero chocolate, luego el resto de las insignificantes necesidades que la naturaleza me ha brindado.
Empiezo con los chocolates en polvo:
Todos tienen los mismos ingredientes (Mezcla de cacao en polvo, harinas y azúcar) pero en diferentes cantidades, salvo uno.
...
...
Faltan 7 horas:
Ese chocolate en polvo diferente al resto tiene un envoltorio dorado. Indica que ha sido hecho con la misma fórmula que en 1829 encumbró a la Familia Noya en lo más alto de las tiendas de bombones a nivel mundial. Mi boca está pastosa de tanto chocolate en polvo, pero tras enjuagarme minuciosamente la boca, empiezo a probarlo...sólo tengo una palabra para definirlo... superior. Es algo extraordinario, es un sabor fuera de lo común, entiendo que esta tienda tuviese mucho éxito. Pero... ¿por qué sólo existe en toda la trastienda un sólo paquete de este chocolate? Una sensación muy rara me envuelve. No logro terminármelo, ni siquiera me entran más ganas de comer chocolate, estoy perdiendo la prueba, tengo más hambre pero, no me apetece, me siento en una mesa apoyado por mis codos en posición estudiante, no entiendo por qué me ocurre esto. Debería estar terminándome las existencias ahora que me queda tan poco, pero no me apetece. ¿Por qué?
...
...
Tiempo finalizado:
Escucho abrir la puerta, sigo en la misma posición preguntándome el por qué de mi reacción con ese chocolate, un sabor tan especial y no he logrado ni terminármelo ni seguir con otros chocolates, el dependiente entra y sonríe.
-"Sabía que te pasaría como al resto de los pretendientes al puesto de trabajo, todos os comportáis igual, nadie hasta ahora ha superado la prueba, y muchos han sido los que la han realizado, y te preguntarás por qué, sabiendo que no podías te he permitido realizar una prueba de tal magnitud"
-"La prueba la he realizado gustosamente hasta que me he encontrado con ese chocolate tan especial, de entre todos, destacaba, pero no he podido continuar, ¿por qué a todos nos ocurre lo mismo? ¿Y...por qué todo esto sabiendo que no se puede realizar?"
-"Todo se remonta a 1825, 4 años antes de la inauguración de esta tienda. Por aquel entonces este lugar era muy tranquilo, nunca ocurría nada, pero empezaron a venir maleantes, ladrones, gente de poca honra y mano rápida, el lugar se volvió inhóspito, los vecinos de siempre huían a tierras más tranquilas. 4 años después pocos vecinos originales eran los que quedaban, y entre ellos estaban los viejos Francisco Noya, su esposa y la hermana de ésta, todos invirtieron sus dineros y crearon esta estupenda tienda, para evitar robos tuvieron una original idea, a toda aquella persona que entrase con malas intenciones le darían de probar su chocolate más personal antes de robarles, un chocolate en polvo especial, siempre tenían recién hecho y ante tal invitación todos los ladrones no se podían resistir, a todos ellos tras degustarlo se arrepintieron de haberles ido a robar, cabizbajos y sin su objetivo de robar cumplido se iban de la tienda."
-"Pero ¿por qué?, ¿qué tenía de especial ese chocolate?"
-"Este paquete de chocolate que tú has probado ante el cual has reaccionado de esta forma, es el mismo paquete que han probado todos los anteriores aspirantes, y es el mismo paquete del cual se hacía el chocolate aquellos tiempos. Este chocolate lo creó Franciso Noya junto con su esposa y la hermana de ésta, y te diré más, Francisco por aquel entonces tenía un hijo, un hijo que murió, su única descendencia había desaparecido, ese hijo murió por culpa de la creación de ese chocolate. Ese chocolate estaba maldito. Durante la creación del mismo en un horno a muy altas temperaturas, el hijo discutió con los padres y su tía, no veía con buenos ojos que ante tales actos vandálicos gastasen todos sus ahorros para construir una tienda que claramente iba a ser objetivo de todo ladrón. La discusión fue extremadamente fuerte, y hubo una pelea, Francisco, su mujer y su hermana tenían muchas esperanzas puestas en ese comercio y no querían dejar la idea de lado, el hijo de Francisco enervado ante tal actitud inconsciente les amenazó, y ante tal actitud, los tres mayores en un acto reflejo sin pensarlo le tiraron contra el cristal del horno, éste se rompió y el hijo cayó al chocolate a tan altas temperaturas que se murió. La hermana de la mujer de Francisco, tenía tal ira que sin pensarlo elevó las temperaturas del horno para que fuese derritiéndose el cuerpo del hijo, Francisco y su mujer no hicieron nada para evitarlo. Aquella noche todos estaban preocupados por lo que había pasado, pero una vez hecho ya ese chocolate, fueron a empaquetarlo. Mientras todos dormían el espíritu del hijo se le apareció a su padre y les echó una maldición".
-"¿Qué maldición?".
-"Señor, no se da cuenta".
-"¿De qué?"
-"La única descendencia de Francisco Noya murió, la familia Noya no tenía más descendientes, y yo soy el último familiar vivo, esos hechos ocurrieron en 1829, yo soy aquel Francisco Noya, y mi mujer y su hermana son las mismas personas que en 1829, estamos en Noviembre de 2008, hace casi 200 años de estos hechos y nosotros seguimos siendo los mismos, nunca hemos probado ese chocolate por el asco que nos da el pensar que es nuestro hijo el que nos comeríamos"
-"Pe...pero...¿en qué consistía la maldición?"
-"Sigue sin darse cuenta, tanto yo como mi mujer y su hermana estamos ya muy mayores como para elaborar tanto chocolate como para llenar la tienda y su almacén, la maldición tenía dos partes, la primera era que sus asesinos no abandonaríamos este insufrible mundo hasta que alguien fuese capaz de comerse este chocolate todo entero".
-"Ni yo he sido capaz, eso es imposible"
-"Lo sé, ¿quiere saber cuál es la segunda parte de la maldición?"
-"Sí"
-"En la segunda parte de la maldición, amigo mio, entra usted, toda aquella persona que pruebe este chocolate y sea incapaz de terminárselo, se convertirá en una tableta de chocolate o en un bombón, amigo mio, usted se ha comido literalmente a todos los anteriores pretendientes al puesto de regente de la tienda, y en breve usted se convertirá en tableta junto con todas las tabletas que se ha comido"
-"No! ¿por qué permite tal atrocidad?"
-"Entiendalo caballero, queremos encontrar a aquella persona que se coma entero el chocolate para que podamos dejar este mundo tan cruel, pero nunca lo hemos encontrado, el espíritu de mi hijo sigue vivo en ese chocolate y no lo permitirá, él quiere que sigamos sufriendo"

viernes, 7 de noviembre de 2008

...algo, pero no lo tengo claro

En sí, esto no es más que una segunda parte. El lector fiel a esta mierda blog sabrá de qué hablo, y el que no sea fiel y se encuentre con esta entrada le digo lo siguiente: "Por favor sigue mi blog! Necesito lectores!".

Segundas partes nunca fueron buenas, exceptuando Los Goonies 2 protagonizada por Vin Diesel como Gordie, Jim Carrey como Bocazas, Jackie Chan como Data y Sean Astin como Sam, digooo, como Mikey.

Y esta segunda parte no va a ser más, y por lo tanto, va a ser una cacota gorda gorda. ¿De qué se puede hablar cuándo no se sabe de qué?. Exacto...de la duda.

La duda 2, la venganza:
Uno no sabe cuándo va a tener dudas hasta que las tiene, es como los granos en la cara, su duración está acotada, están mal vistos por la sociedad, siempre aparecen cuando menos lo deseas, y siempre siempre quieres que desaparezca ya!

Debería haber autoaprendido tras mi primera entrada, y así es, aprendí, pero... ummm, quizá entonces... esta entrada no debería titularse la duda 2, si no que tendría que ser la ignorancia 1, pero tampoco es eso, no se, ya está, hoy no hablaré de la duda, porque no tengo, hoy no hablaré de la ignorancia, porque sí tengo pero soy demasiado ignorante para hablar de ello, hoy hablaré de...algo, pero no lo tengo claro. Exacto! Eso es! Hoy no tenía temática elegida, simplemente me he puesto a escribir sin saber de qué, y por ello me está saliendo esta entrada tan vulgar e insignificante para los lectores, pero... me ocurre lo que a todo autor de blog, que le da igual la opinión de sus lectores, es igual siempre, menudos truños de blogs hay por ahí, si se hiciese caso a los lectores, el 10% de los blogs desaparecerían, y el resto nunca hubiesen aparecido. Exceptuando, eso sí, este blog, y el resto de blogs menos leídos de la red. Sí, ese que está anunciado a la derecha, únicamente ese y este, pueden permanecer en la red para la posterioridad, porque son los únicos que realmente muestran lo que los lectores quieren ver, y muestra lo que los autores quieren hacer. Pongamos fin a tanta mediocridad en la red y empecemos a boicotear a todos los blogs sin fundamento. NO! PERO QUÉ DIGO! Habrá gente que piense así, y podría boicotear mi blog, y eso no lo deseo, bien, entonces... respetemos todo blog existente, sea con fondo negro o con fondo blanco, sea de origen español o de origen mongolo, sea pequeño o grande, muestre algo que nos guste o que no nos guste, eliminemos pues, a todo aquel comentarista que intenta meterse con cualquier blog, comenta despectivamente entradas que no son de su agrado, pues son esa gente intransigente el cancer de nuestra sociedad. A la hoguera con ellos! Opinar sí, respeto también.

Un saludo a todos aquellos que han leído esta entrada. Sentiros boicoteados mentalmente por haber leido esta mierda entrada, pues es fruto del desequilibrio mental que sufre su autor, desde que de pequeño le dijeron que de mayor tendría que aprender a planchar.

sábado, 1 de noviembre de 2008

...el Basuras

El Basuras es un niño que tiene un piercing en el ombligo, de ahí lo de que le llamen el Basuras. Ese apodo se lo pusieron hace unos meses, y jeje, vaya que meses para el niño. Desde entonces su vida ha cambiado.

El niño en cuestión vive en Villa Cántaros del Cascote de Arriba A La Izquierda y se llama Anardafalberto Quintanal Ordoñez, y hasta que todo el pueblo se aprendió su mote, todos le llamaban el hijo del Acequias. Al Acequias le llaman así porque se peina con la raya en el medio.
Como podréis observar en este pueblo todos tienen mote, desde el Amebas hasta el Transistores, pasando por la Pipas y el Cacahuetes.

Al Basuras, su sobrenombre se lo puso su gran amigo, el hijo del Latas, una tarde lluviosa y soleada con ligeros intervalos de nubes que se verían afectados por el anticiclón que venía por el Suroeste ocupando así todo el territorio nacional. Y tras nombrarle "el Basuras, rey de toda inmundicia", Anardafalberto nombró a su amigo "el Cajones, rey de todo contenedor de cosas".

Por lo que he podido investigar sobre este pueblo, cuando una persona bautiza con mote a otra persona, el bautizado tiene que gritarlo durante 3 días por todo el pueblo para que todos los vecinos lo conozcan y desde entonces lo llamen por su sobrenombre.

Centrándonos en el Basuras, su vida ha cambiado desde que tiene su propio mote. Ahora ya no era hijo de (salvo cuando le llaman hijo de Acompañante Nocturna (en este pueblo son muy bien hablados)), sino que al tener su propio apodo, ya podía ir por la calle con la cabeza bien alta y decir a viva voz "Ya no soy hijo del Acequias! Ahora soy el Basuras sin más!", y ante semejantes gritos todos los vecinos se escandalizaron al pensar que se había demostrado que el Basuras no era hijo legítimo del Acequias, y eso que todos sabían que su esposa, la Ceniceros, se la había estado pegando con el Fontaneros. Y aquel día, el Acequias ruborizado por los comentarios y rumores del pueblo, se fue a divorciarse de la Ceniceros. Ante lo cual, el Basuras, un niño con tan solo 29 años, se quedó sin la tutela de ninguno de sus padres, pues ninguno lo quería para él, la Ceniceros se fue con el Fontaneros, y el Acequias con la Plásticos. El Basuras, aunque sólo y desorientado, siguió orgulloso de tener su propio mote y decía a viva voz "Ya no soy hijo del Acequias...ni del Fontaneros! Ahora soy el Basuras sin más!
Ahora el Basuras es el alcalde del pueblo y ha protagonizado dos películas de gran repercusión social, el Acequias es el actor de doblaje de el Basuras y es el concejal de turismo del pueblo, la Ceniceros es la directoria de las películas de el Basuras y la coordinadora de asuntos sociales de Villa Cántaros, y El Cajones guarda sus calcetines en los....cajones. El resto de habitantes del pueblo emigraron a tierras anglosajonas para aprender a hablar hebreo.