sábado, 1 de noviembre de 2008

...el Basuras

El Basuras es un niño que tiene un piercing en el ombligo, de ahí lo de que le llamen el Basuras. Ese apodo se lo pusieron hace unos meses, y jeje, vaya que meses para el niño. Desde entonces su vida ha cambiado.

El niño en cuestión vive en Villa Cántaros del Cascote de Arriba A La Izquierda y se llama Anardafalberto Quintanal Ordoñez, y hasta que todo el pueblo se aprendió su mote, todos le llamaban el hijo del Acequias. Al Acequias le llaman así porque se peina con la raya en el medio.
Como podréis observar en este pueblo todos tienen mote, desde el Amebas hasta el Transistores, pasando por la Pipas y el Cacahuetes.

Al Basuras, su sobrenombre se lo puso su gran amigo, el hijo del Latas, una tarde lluviosa y soleada con ligeros intervalos de nubes que se verían afectados por el anticiclón que venía por el Suroeste ocupando así todo el territorio nacional. Y tras nombrarle "el Basuras, rey de toda inmundicia", Anardafalberto nombró a su amigo "el Cajones, rey de todo contenedor de cosas".

Por lo que he podido investigar sobre este pueblo, cuando una persona bautiza con mote a otra persona, el bautizado tiene que gritarlo durante 3 días por todo el pueblo para que todos los vecinos lo conozcan y desde entonces lo llamen por su sobrenombre.

Centrándonos en el Basuras, su vida ha cambiado desde que tiene su propio mote. Ahora ya no era hijo de (salvo cuando le llaman hijo de Acompañante Nocturna (en este pueblo son muy bien hablados)), sino que al tener su propio apodo, ya podía ir por la calle con la cabeza bien alta y decir a viva voz "Ya no soy hijo del Acequias! Ahora soy el Basuras sin más!", y ante semejantes gritos todos los vecinos se escandalizaron al pensar que se había demostrado que el Basuras no era hijo legítimo del Acequias, y eso que todos sabían que su esposa, la Ceniceros, se la había estado pegando con el Fontaneros. Y aquel día, el Acequias ruborizado por los comentarios y rumores del pueblo, se fue a divorciarse de la Ceniceros. Ante lo cual, el Basuras, un niño con tan solo 29 años, se quedó sin la tutela de ninguno de sus padres, pues ninguno lo quería para él, la Ceniceros se fue con el Fontaneros, y el Acequias con la Plásticos. El Basuras, aunque sólo y desorientado, siguió orgulloso de tener su propio mote y decía a viva voz "Ya no soy hijo del Acequias...ni del Fontaneros! Ahora soy el Basuras sin más!
Ahora el Basuras es el alcalde del pueblo y ha protagonizado dos películas de gran repercusión social, el Acequias es el actor de doblaje de el Basuras y es el concejal de turismo del pueblo, la Ceniceros es la directoria de las películas de el Basuras y la coordinadora de asuntos sociales de Villa Cántaros, y El Cajones guarda sus calcetines en los....cajones. El resto de habitantes del pueblo emigraron a tierras anglosajonas para aprender a hablar hebreo.

2 comentarios:

Bagarator dijo...

Yo conocí al hijo del Latas, que era primo del Culos, ¿te acuerdas? el que vivía al lado del Betis.
Si señor buena gente.

Cote dijo...

El hijo del Latas ya tiene su mote, es el Cajones. Y tambien me acuerdo del Culos. Que grandes momentos he pasado con el Culos. Sin embargo, del Betis no me acuerdo... el Betis... Ah! si! ese pobre desgraciado que llamaba a la gente por su nombre en vez de por el apodo. Que hijo de la gran madre. El Culos y el Cajones buena gente, el Betis a Segunda.