lunes, 22 de diciembre de 2008

...alguna rima mia


Estaba paseando por mi balcón,
hasta que de repente, un balón,
era de un color bastante chillón,
se abalanzó sobre mí de sopetón,
sin nada de tiempo de reacción,
grité asustado "coño, un balón".

Miré, apoyado sobre la barandilla,
el balón me lo pedía una pandilla,
no me gritaban ninguna maravilla,
incluso los niños me tiraron una silla,
yo bajé a por ellos a jugar al pilla pilla,
es decir, a partirles a todos la coronilla.

Al final este problema se ha solucionado,
algún que otro craneo ha sido reventado,
con el balón color chillón me he quedado,
del susto de mi balcon ya me he curado,
en sus santísimas madres me he cagado,
y esta mala y nefasta rima he creado.
FIN

1 comentario:

Jorge dijo...

En cuanto aterrice en España,
pienso darte mucha caña,
por maltratar con saña,
a esos niños gordos, todos ellos 'el piraña',

Te habrás quedado tranquilo,
dando hostias como panes,
cuando de una simple navaja el filo,
solucionaría todos tus males.

No hablo de rajar cuellos,
ni mucho menos de mutilar cojones,
es mucho más fácil con ellos,
pincharles todos sus balones.

Aunque una cosa te digo,
y procuro ser sincero,
no es por mirar al ombligo,
de este país dicharachero,

Pero esto aquí no pasa,
aquí llueve y se van a casa,
se marchan en bici,
y por el camino se chopan,
pero sigo viendo muy difícil,
llamar a España Europa.

Aunque tengamos la misma moneda,
y el mismo horario en el reloj,
para que veas si aún nos queda,
te conmino a pasarte por mi blog.



El café del miércoles sigue más en pie que nunca.