martes, 13 de enero de 2009

...las tradiciones navideñas de mis amigos

Todo el mundo tiene tradiciones, a cada cual más curiosa, que si dormir todos los días, que si comer, que si respirar...je, respirar... qué cosas, en fin, tradiciones, sólo las entienden las que las siguen, el resto las ignora, las obvia, o las critica. Pues bien, yo como no soy menos, también tengo tradiciones, y en este caso, hablaré de las tradiciones que tengo junto a mis amigos en Navidades. Me centro en esta época, porque son las tradiciones más curiosas, el resto del año también hay tradiciones, pero son menos extravagantes, como estar en un bar tomando una coca cola.
El día de Navidad por la noche hay que ir al cine a ver la peor película existente en cartelera en mi ciudad, cosa que no es muy dificil, hay dos cines y cada uno con una película. Consideramos como día de Navidad los días comprendidos entre el 23 y el 27, para que podamos ir el máximo número de personajes del averno, aunque lo fiel es ir el día 25. Consideramos como peor película existente en cartelera a aquella que, siendo comercial, consideremos que el argumento es bastardo. ¿Estúpido? No, tradición, y ya llevamos 4 años, y durante este tiempo hemos visitado el cine para ver las siguientes películas que nunca debieron ser creadas para tomárselas en serio, a cada cual más comercial y con peor argumento:
  • Las crónicas de Narnia, 2005
  • Eragon, 2006
  • La búsqueda 2, 2007
  • Outlander, 2008

Al menos, durante un día por la tarde y por la noche, vamos a jugar a casa de la abuela inexistente de un amigo existente a un juego que no es el Tente, se puede tratar del Trivial, del Hotel, del Monopoly... Parece una estúpida tradición, pero es más que reseñable, pues esa casa nadie la pisa en meses, y en invierno es fría de narices, con lo cual hemos de jugar con una estufa del año 2 a.c., que calienta al que está dirigida, pero a nadie más. Un único enchufe posible donde poder enchufar la estufa, hace que el más inteligente no sea el que gane el juego en cuestión, sino el que se sienta más cerca a la estufa. ¿Estupidez? No, tradición.

Ganarse las posibles camas que existen en la casa donde pasamos la Nochevieja. Somos más cantidad de personas que camas existen en cualquier casa normal, por lo que, el hecho de tener derecho a dormir en una de ellas, se convierte cada año en el objetivo prioritario de cualquiera de los asistentes. Existe la forma de ganárselas a base de tortazos y puñetazos, pero consideramos que es retrógrado, todo lo contrario que una tradición, asi que la forma es obtener derecho a cama es con concursos. Esta es la relación de año, concurso y ganador que ha obtenido derecho a cama desde que lo empezamos, en el año 2005.

  • 2005. No hubo concursos, pues eramos ignorantes, por lo que se decidió que en cama dormirían los que fueron a comprar todo, normalmente nadie, aunque ese año fuimos alguno que otro. Aunque como en toda democracia, no todos están de acuerdo, la cama grande fue conquistada por una Dictadura Tetil, cruel y desgarradora como cualquier otra dictadura de la historia de la humanidad. La Dictadura Tetil consiste en que quien tiene más tetas manda, ignora lo que dice el pueblo y hace lo que le da la gana. La cama pequeña si que se pudo poner alguien que fue a comprar todo.
  • 2006. Concurso de tapas ganado por una triple tortilla, cada una de un ingrediente diferente como base, ganadora por tanto del derecho a dormir en cama grande. El concurso de disfraces fue ganado por un disfraz fiel a Duffman, por lo tanto el ganador durmió en cama pequeña.
  • 2007. Concurso de tapas ganado por un sofrito de champiñones, cebollas, jamón y ajo puesto sobre panecillo, ganadora por tanto del derecho a dormir en cama grande, pero ese año hubo una sublevación tetil, y se formó una Tetocracia, que impidió al ganador tener derecho a cama grande, y le desterró por tanto, a la cama pequeña. La Tetocracia consiste en que quien tiene más tetas opina sobre lo que se ha de hacer, escucha al pueblo, unos le apoyan y otros no, pero siempre se hace lo que le da la gana. El concurso de disfraces fue ganado por un disfraz fiel a Angus Young, pero no tuvo ningún valor, pues la cama grande y la cama pequeña ya habían sido ganadas.
  • 2008. Concurso de tapas ganado por pechuga de pollo con sobrasada con trufa en coñac sobre un bocadillo de pan, ganadora por tanto del derecho a dormir en cama grande. El concurso de cocktailes fue ganado por un cocktail con miles de ingredientes pero que el sabor era superior a cualquier intento de cocktail creado por Tom Cruise. Puesto que el ganador fue la misma persona, tuvo derecho a cama pequeña el segundo de este concurso, un Caipiroska.

Es duro ganarse el derecho a cama, cada año la calidad es superior, y los contrarios están más preparados, pero por mucho que se lo trabajen, no se les garantiza el derecho a cama hasta una vez realizada la valoración del juzgado. Pero como muchas veces, se hace uso de la Tetocracia, para que quien tenga más tetas duerma en cama grande, normalmente con el ganador del concurso de tapas para dormir en la cama grande, aunque no siempre es con el ganador...

Seguramente me dejo más tradiciones en el tintero, pero ya me despido hasta otra.

Recordad, estupidez no, tradición si.

4 comentarios:

Bagarator dijo...

Soy amigo de un amigo de ustedes que participa en las tradiciones de ustedes. Este amigo que tenemos en común me confiesa que se alegra mucho de no haber visto Eragon, y que gustoso rechazaría ser partícipe de una tradición (la de las peliculas), que según él, es más dolorosa que una patada en los huevos. Por supuesto no puedo revelar la identidad de este amigo de ustedes.

Cote dijo...

El amigo al que usted hace referencia seguramente tenga muy reciente la visualización de la película de este año. Obviamente, tras su visualización, una persona se cuestiona muchas cosas, una de ellas la de si debería seguir viendo ese tipo de películas. A ese amigo le recomiendo que deje pasar el tiempo, y que ya verá como en unos meses, tendrá ganas de ver alguna película tipo "Cristo 2, La venganza", o "El renacer de los tuertos, parte cuarta y media ,La sabiduría en sus manos".

Jorge dijo...

1-Las crónicas de Narnia: bastarda, se salva cuando Papá Noel le regala a una niña de unos 5 años una daga (no calleron pocas risas a cuenta de eso).

2-Eragon: bastardada infame.

3-La búsqueda 2: la relación entre lo bastarda e infame que es está película y la cantidad de veces que se dice '¡es una combinación!' es exponencial.

4-Outlander.....bueno, Outlander. Cote, esta te la tengo guardada... Algún día te obligaré a ver mis videos porno diciendote que son pelis de autor, o te ataré a una silla viendo la filmografía completa de Ed Wood.

Por lo demás, esclavicemos a Polo y hagamos que nos haga ese jodido coctel cada tarde de nuestra vida.

Saludos desde Renania del Norte / Polo sur.

P.D. jejejeje, ha sido poner a escribir sobre películas bastardas e infames y, ¿qué palabra de verificación me sale para publicar el comentario? 'crimen'

google es sabio

Polo dijo...

Estimados amigos, no puedo más que indignarme por las viles críticas hacia el largometraje "Outlander". Esta obra es una brecha creativa en la ampulosa y aletargada meca del cine. Semejante alarde de originalidad y saber hacer merecen nuestra más calurosa ovación al mezclar el cine histórico y ScFi. Tal vez estemos ante la mezcla perfecta de "Los vikingos" de Kirk Douglas y "Alien" de Ridley Scott, así que....un respeto.

Moya....llegas tarde....el sábado nos pusimos hasta el culo de cóctel....sí, a todo el mundo le gustó....no, no me follé a ninguna por eso.