jueves, 27 de agosto de 2009

...cuando te comes a alguien.

Últimamente no me he comido a ningún ser humano. El médico me dijo que no siguiese con mi canibalismo, porque mi cuerpo no estaba admitiendo muy bien comer tanta carne grasienta. Así que he dejado de comerme a la gente. Pero yo seguía necesitando esa sensación de superioridad que te dá el comerte a alguien. Es algo indescriptible.

Así que tras unos días sin comerme a alguien, tenía un mono impresionante. Pero he encontrado una buena forma de paliar mi gula de superioridad.

¡El parchís!

Ahí si que puedes comer gente ahí. Y encima cuentas 20. Y a falta de tablero en según que bares... los dardos.

Esta foto la hice cuando me comí a mi última víctima.



!Qué satisfacción!

5 comentarios:

Menda. dijo...

Pero lo del parchís no era como lo de los tipos exagerados? Que se comen una y cuentan 20?

Cote dijo...

También también. Es cierto. Al respecto, te recomiendo mi entrada de fiesta.
http://hoyhablarede.blogspot.com/2008/09/la-fiesta.html
:D

El murmullo de las cucarachas dijo...

mola mas comer gente... no hay sonidos de dados sobre la madera que nos sacan de quicio y nos incitanba seguir matandooo!!!!

asi qu elo dicho... saca bolsas de basura..que vamos a llenarlass!!!

saludosssssssssssss!!

AdP dijo...

A mi me ha recordado a las tipas esas que... que se comen a veinte y cuentan sólo uno.

AdP dijo...

Saludos.