viernes, 21 de agosto de 2009

...mojo y mojito (padre e hijo)

Érase una vez, en las Islas Canarias, había un señor de buen ver llamado Mojo y de apellido Picón. Era muy atractivo, muy guapo e incluso decían las féminas que estaba muy bueno. Tenía un punto picante que le hacía sentirse deseado por toda mujer que se preciase.

Mojo Picón siempre estaba de flor en flor, hasta que un día se enamoró. La mujer afortunada se llamaba Papa y de apellido Arrugá. Papa era una mujer que era un poco mayor que Mojo, pero tenía mucha experiencia en las relaciones, y supo hacer de Mojo un hombre. Siempre estaban unidos, siempre felices, y por eso decidieron casarse.

De luna de miel se fueron a Cuba, y les gustó tanto que decidieron quedarse allí durante un año más. Cuando transcurriese ese tiempo, volverían a las Islas Canarias. Durante ese año tuvieron un retoño, al que llamaron Mojito.

Al poco tiempo, Mojo empezó a verse con más chicas que su señora. Y curiosamente todas se llamaban Papa. La mujer de Mojo se enteró y quiso divorciarse. Mojo no opuso ninguna resistencia, pues...sabía que tenía Papas para rato. Si no fuese una, sería otra. Y siempre estaba con ellas, no le importaba el divorcio para nada. Papa se fue con su hijo Mojito, pero cuando éste cumplió la mayoría de edad decidió irse a vivir su vida.

Mojito era una persona inmadura, estaba muy verde para la vida. Era una persona muy calurosa, por eso siempre se bañaba sobre cubitos de hielo bien picados. Se creía el centro del Universo, y tenía un truco para flirtear con las mujeres. Se echaba hojas de hierbabuena (o menta en su ausencia), y unas gotitas de lima. Este elixir provocaba que todas las bocas féminas le deseasen, y él no decía que no.

De Mojo poco más se sabe. Sigue con sus Papas, siempre unidos. De la exmujer de Mojo, la señora Papa, se sabe que encontró otro señor de carácter más apacible que Mojo Picón. También se llamaba Mojo, pero se apellidaba Suave. De Mojito...qué decir de Mojito, que sigue viviendo la vida. Se dice que ha vuelto a su Cuba natal.

Y este es el orígen del Mojo Picón con Papas Arrugás, y del Mojito.

2 comentarios:

Menda. dijo...

Jjajajajajaa, cuidado......que soy canaria y me ofendo eh?

Me ha encantado la entrada, jajajaja.

Cote dijo...

:D
La entrada está hecha con todo el cariño ;)