viernes, 11 de septiembre de 2009

...mi tierra

Hoy vuelvo a mi tierra.

La tierra que me vió nacer, crecer, reir y llorar, caer y levantar. La tierra que me hizo feliz y a la vez triste. Por ella he tenido melancolía y por ella he tenido alegría. De ella he hablado como algo muy propio, como algo que defendería hasta el final de mis días. Y así es, porque mi tierra es mía. La llevo en mi sangre y en mi cabeza noche y día. No hay mañana que no piense en ella porque a ella pertenezco.

Hoy vuelvo a la tierra que estuvo ahí en los momentos buenos y en los malos. Hoy será un buen momento, pero será temporal, el domingo vuelvo al destierro.

¿De dónde somos? ¿Del lugar en el que nacemos? ¿Del lugar en el que nos criamos? ¿Del lugar en el que tenemos la mayoría de nuestros buenos recuerdos? ¿Del lugar en el que vives la mayor parte de tu tiempo actual? ¿Del lugar en el que estás empadronado? ¿Del lugar en el que tienes una casa? ¿Del lugar al que vas, o del lugar al que vuelves?

Sómos de donde nuestro corazón manda.

Me llena de orgullo y satisfacción presentaros mi tierra.


1 comentario:

S. dijo...

me has dejado sin palabras,precioso.