viernes, 30 de octubre de 2009

...dedicado a Ana

Gigi D'Agostino creó una canción maravillosa llamada L' amour toujours (I´ll fly with you). Años después Sagi Rei la versionó en acústico. Nuestra canción.

Os dejo la versión en acústico de Sagi y la versión original de Gigi. La primera versión que conocí también de Gigi, allá para finales del siglo XX no la he encontrado en esta paginita llamada Grooveshark. Gracias a esta canción conocí a un prolífico artista italiano que a día de hoy aun sigue sorprendiéndome.








Dedicado a Ana.

jueves, 29 de octubre de 2009

...érase que se era

Érase que se era, en un país multicolor, una comunidad de decenas de trabajadores en una empresa. Nuestro protagonista, al que llamaremos Cote, estaba féliz con la amabilidad de sus compañeros. Había una puerta de apertura manual a través de la cual tenían que pasar todos para entrar o salir. Si coincidía que llegaban dos personas a la vez a la puerta, para entrar o para salir, la que primero abría aguantaba la puerta abierta o incluso le cedía el paso a la segunda, y ésta, muy agradecida le miraba con gratitud y le decía muy amablemente "gracias". Y así hacía nuestro protagonista, y así le hacían sus compañeros. Aunque fuesen desconocidos, trabajaban todos para la misma empresa y había que crear un buen ambiente. Parecía todo maravilloso y genial pero...

Lo que parecía una comunidad perfecta no lo era. Había una segunda protagonista, a la que llamaremos Puta Vieja Borde Antipática Grosera Maleducada Creída Inútil Estúpida Engreída Desagradecida, que no era del todo amable con los compañeros que no conocía.

Nuestro protagonista Cote coincidió una vez con ella en la puerta, y éste le abrió la puerta, se la aguantó, y esperó un gesto de gratitud o una mirada amable, pero nunca llegó. Pensó que por un día no pasaba nada, así que no se preocupó.

Al día siguiente volvió a coincidir, y sin reparos volvió a aguantarle la puerta, y esta mujer pasó sin hacerle ningún gesto de gratitud. Cote empezaba a sospechar que esa persona no era del todo agradecida.

Pero la amabilidad de nuestro protagonista no tiene fín, y día tras día le aguantaba la puerta para que ella pasase, sin obtener a cambio ninguna sonrisa ni gesto amable. Él seguía aguantando la puerta porque así lo hacían todos, y todos sonreían, agradecían o miraban en gesto de compenetración. Pero ella no.

Un día nuestro protagonista pensó que abriendo él primero la puerta y además cediéndole el paso, ella vería que realmente Cote estaba haciendo un gesto de educación por ella, un gesto de agradecer, pero ella pasó triunfal, con aires de superioridad, con cara de mala gana, con mirada al frente y con el ceño fruncido, pero sin ningún gesto de gratitud. Cote ya se mosqueaba de lo ligeramente borde que le parecía la señora.

Así que decidió que seguiría aguantando la puerta pero ya no le cedería el paso, y le daría igual que no le agradeciese el acto, porque el resto de compañeros sí que lo agradecían, y compensaba enórmemente el mal trago que pasaba al coincidir con la señora en la puerta. Pero...

Un día la Puta Vieja Borde Antipática Grosera Maleducada Creída Inútil Estúpida Engreída Desagradecida, abrió primero ella la puerta y no la aguantó para que pasase, le dió a Cote con la puerta en las narices.

Esto enervó enórmemente el sentimiento de amabilidad de Cote y le hizo escribir esta entrada en señal de repulsión de actitudes como la que tomaba la señora.

Puta Vieja Borde Antipática Grosera Maleducada Creída Inútil Estúpida Engreída Desagradecida si estás leyendo esta entrada date por aludida (aunque no creo que lea mucho este blog).

Ahí pasa a mi lado, con sus gafas de sol todo el día en la cabeza estando en la oficina, con sus collares de cinco millones de perlas, con su paquete de tabaco porque se ha ido a fumar a la calle, con su aire triunfal, pisando fuerte, haciendo apartarse a la gente a su paso, al son de trompetas y pétalos de rosa cayendo a sus pies tirados por niños puros de sangre. Hablando con sus discípulos como si estuviese perdonándoles la vida.

Puta Vieja Borde Antipática Grosera Maleducada Creída Inútil Estúpida Engreída Desagradecida.

martes, 27 de octubre de 2009

...pipas

Hace tiempo que quería hablar de la pipa, el fruto seco. La pipa es algo que está muy extendido y aceptado socialmente. Puedes comer pipas mientras andas por la calle y no pasa nada, sin embargo comer lubinas al horno mientras andas por la calle la gente lo ve mal, muy mal.

Puedes ir tirando tranquilamente las cáscaras de las pipas al suelo, incluso pararte delante de un policia, y mientras le miras fíjamente, ir tirando las cáscaras. Es posible que te ponga una multa por ensuciar la calle, pero las multas también están bien vistas por la sociedad, y si no, explicarme por qué tanta gente tiene multas de tráfico o urbanísticas o de cualquier otra índole. Si es que realmente, y según un estudio de la Universidad de Cote, situada en Honolulu, provincia de Jaén, más del 100% de la gente tiene una multa por algún motivo. Así que, si todavía no tienes la tuya, tira cáscaras de pipas al suelo asegurándote que te vea un policía o cinco.

Ir al cine al aire libre está muy bien. Pero a veces, te confunden algunas cosas del ambiente que te hacen pensar que la película es de una manera cuando no lo es. Me explico. Una película con su acostumbrado momento de silencio con una ligera melodía de violín, que crea un ambiente de tranquilidad, paz y sosiego, o al menos eso intenta. Pero tú no te involucras en ese ambiente, porque escuchas otras cosas que te hacen ponerte nervioso, intranquilo. Esas cosas son las malditas pipas. Todo el mundo con sus pipas comiéndolas y haciendo ruido al abrirlas. A veces he pensado que la banda sonora de alguna película está interpretada con pipas en vez de con piano. Tras la finalización de la película y el encendido de las luces, la estampa pipeña es maravillosa. Un bonito prado de cáscaras de pipas. Si en ese momento hubiese policías, pondrían un mol de multas. Ante lo cual, todo el mundo aplaudiría y se regocijaría, siendo conscientes de que serían muy bien vistos por la sociedad tras obtener su ansiada multa.

A diferencia de lo que piensa la gente, las pipas fueron diseñadas e inventadas por un físico austrohúngaro llamado Kete Follen en el siglo XIX. Kete quería encontrar algo que le mantuviese entretenido mientras intentaba dejar de fumar. Tras miles de intentos, descubrió que si juntas unas pequeñas partículas de girasoluro de tierra con óxido de hidrógeno (I), nacen unas plantas que dan el fruto de la pipa y vió que, satisfactoriamente le ayudaba a dejar de fumar. Tras ello se industrializó y ahora todo se hace con máquinas. Hoy en día, las pipas es el principal competidor del tabaco.

Por una mundo con más pipas y con menos tabaco. ¡Pero que sean pipas sin cáscara!

martes, 20 de octubre de 2009

...el porno que nos parió

Sí amigos mios. Todos hemos sido parido a través de una escena de porno. Os explico la historia de todos vosotros.

Vuestros padres un día se lo estaban pasando bien:

Muy bien.

Pero que muy bien.

Tan bien, tan bien, tan bien...

Pero tan bien, tan bien, tan bien...

Que al final, naciste tú. Y si no te lo crees puedes preguntárselo. De ahí que hayamos sido paridos gracias al porno. Y si crees que tus padres no pudieron realizar ningún acto pornesco, estás muy equivocado. Las demás técnicas de embarazo (léase fecundación in vitro, inseminación artificial...) también empiezan por una escena de porno:


Viva el porno que nos parió.

martes, 13 de octubre de 2009

...mi vecino del pueblo (III)

Disculpad por no haber terminado de contar esta historia todavía, pero es que recordarlo me produce un estado de nerviosismo crítico. Recordaréis esta historia en la primera y segunda parte de esta entrada. Por favor, antes de seguir leyendo lo siguiente, recordar las dos primeras entradas.

Tras iluminar con la linterna hacia aquel rincón de la habitación en el que algo se movió, ví a una persona de pie mirándome y andando hacia mí a un ritmo muy rápido. No era ninguno de los ancianos que anteriormente habíamos visto. No me lo pensé, y salí corriendo de la habitación en la que me había escondido de aquella luz de las velas, que subía por las escaleras hacia el segundo piso en el que me encontraba. Bajar no podía porque también huía de lo que estaba subiendo. Así que sin mirar en el resto de habitaciones, huía de lo que subía y de aquella siniestra persona de la habitación, y subí hacia el tercer y último piso.

Por el hueco de las escaleras me fije en las dos personas que me perseguían. El más cercano a mí era la que me encontré en la habitación. Era una chica con un camisón, gritaba poseída, con el pelo muy largo, rubia, con la piel muy pálida, con unas ojeras impresionantes, y sus ojos eran rojos. La segunda persona era la que subía por las escaleras del primero al segundo piso con las velas. Era la anciana que nos amenazó en nuestra propia casa. No había hecho ruido al subir porque...levitaba. Y no me perseguía. Tenía los ojos cerrados, se dirigió hacía una habitación del segundo piso, y se metió sin abrir la puerta...la atravesó. El primer piso lo había recorrido centímetro a centímetro y no ví a nadie. ¿De dónde salió?

Pero no podía pensar en la anciana. Huía de aquella loca maniaca de la habitación. Estaba ya en el tercer piso. Tenía dos habitaciones con la puerta cerrada y una ventana de ojo de buey a través de la cual no podía escapar. Estaba atrapado, así que saqué el bate que llevaba en la mochila. La chica llegó al tercer piso y sin mediar palabra ni disminuir su ritmo, se avalanzó sobre mí, y la bateé. Pero el bate la atravesó sin hacer ningún impacto, como si no le hubiese dado a nada. Era otro espectro. El tercero de la casa.

Me cogió por el cuello y me intentó estrangular. Yo no podía hacer nada. Estaba quedándome sin aire. Era mi fin. Pero alguién tocó al timbre de la puerta, y la chica desapareció. Aquella persona que tocó el timbre actuaba en nombre de la policia, ya que así lo gritaba. Y parecía haber tres o cuatro policías más con él.

  • ¿Ahí alguien en esta casa? Han llamado a la policía indicando que alguién ha allanado esta morada deshabitada. Salga con las manos en la cabeza o nos veremos obligados a entrar con violencia.

La única persona que debió enterarse de que entraba en esta casa era la señora Adela, que por la noche siempre se mantiene despierta. Debió verme entrar desde su ventana.

¿Qué podía hacer yo? ¿Entregarme o dejarles entrar y que viesen el panorama, y ya de paso dejarles tener una experiencia paranormal como la estaba teniendo yo? Quizá de esta manera tuviese alguna forma de defenderme ante la justicia. Decidí esto último. No dí señales de vida y dejé que entrasen a por mí.

Así hicieron. Entraron violéntamente 3 policías. Desde el hueco de la escalera podía verles con linternas y pistolas en mano. Esperaba que antes que me encontrasen tuviesen alguna experiencia con aquellos espectros. Mientras tanto, yo estaba con la linterna apagada, en el tercer piso, intentando asimilar lo que me estaba pasando en esta casa y aguardando lo que me deparase el futuro. Yo quería averigüar el misterio de esa casa a toda costa, aun poniendo en gran riesgo mi vida. Tras tantas experiencias...aun seguía vivo, ¿por qué no iba a seguir así tras esa noche?

Los 3 policías subieron juntos al segundo piso tras observar que en el primero no había nadie. Pistola y linterna en mano abrían las puertas de las habitaciones violéntamente inspeccionándolas minuciosamente. No encontraban nada. Ni siquiera a la anciana ni a la chica. Así que se dispusieron a subir al tercer piso.

Volvía a tenerlo todo perdido. Si me encontraban me esperaba la carcel. Escuché sus pasos subiendo los escalones que daban al tercer piso, pero de repente un grito escandaloso en el primer piso les hizo bajar rápidamente. Me asomé por el hueco de la escalera y había un cuerpo posado en el suelo con claros síntomas de haber sido estrangulado. Se trataba de la señora Adela. En su afán de cotillear todo lo que sucede en toda esquina del pueblo, se adentró en la casa para ver qué pasaba. Con toda probabilidad, la chica con camisón, sí, aquella espectro que intentó estrangularme a mí, finalmente consiguió su objetivo de estrangular a una persona.

Los policías no vieron a nadie, así que llamaron a más refuerzos y a una ambulancia. Algo estaba pasando en la casa y esa noche debía esclarecerse todo.

¿Por qué ese afán de matar de aquella chica? ¿Qué se escondía tras aquella habitación en la que entró la anciana? ¿Qué harían los policías con más refuerzos? ¿Qué iba a hacer yo? ¿La siguiente víctima sería yo? ¿Quién me encontraría antes, la chica, los ancianos o los policías?

No podía responder a todas esas preguntas, lo que sí sabía, era que mientras los policías esperaban los refuerzos, yo quería averigüar lo que pasaba en esa maldita casa. Lo único que se me ocurrió para resolver el misterio era bajar al segundo piso y entrar en la habitación en la que entró la anciana.

Así que me armé de valor y sin hacer ningún ruido bajé al segundo piso. Me asomé por el hueco de la escalera y ahí seguía el cuerpo de la señora Adela, inerte y custodiada por un policía. Estaba delante de la puerta cerrada de la habitación en la que, la anciana levitando y atravesando la puerta sin abrirla entró. No paraba de recordar esa imágen.

Abrí la puerta intentando no hacer ruido para que no se enterasen los policías. Encendí la linterna para ver lo que había en esa habitación y...

viernes, 9 de octubre de 2009

...entrada 100

Mi más sincera enhorabuena a mí por el hecho de realizar la friolera de 100 entradas. No todos los blogs tienen 100 entradas, y menos los que tienen menos de 100. Por ello hoy estoy de celebración, aunque más que yo, mi blog, míralo como se divierte, míralo. Ahí saltando y bailando el jodío.

Quiero dedicar esta entrada 100 a todos aquellos que me leen y que me comentan. Que sé que no son muchos, pero no por ello son menos valiosos. Así que pongámonos a bailar todos juntos alrededor del blog que tiene una fiesta que no para.

¿Y qué mejor manera para celebrar la entrada 100 que hablar de taxistas?

*Texto dramatizado.

Soy taxista, y en mi trabajo me dedico a llevar a gente de aquí a allí con mi coche. Llevo muchos años y en cada uno de ellos he aprendido algo de mi profesión. A fecha de hoy en mi tarifa tengo incluido lo siguiente:

  • Cobrar 3 euros mínimo porque me da la gana.
  • Hechar gritos por doquier a cualquier coche que haga un mínimo gesto de adelantamiento. A cualquier policía que realice labores similares a los semáforos, a saber, si está verde deja pasar, si está rojo no deja pasar. A cualquier persona de entidad pública que haya salido en cualquier conversación que por supuesto deberá comenzar el cliente.
  • Mirar por el retrovisor interno a los escotes de las chicas, y si llevan minifaldas, a sus piernas. Y por supuesto tengo sueños lascivos con ellas.
  • Ir más rápido cuando puedo, poniendo en peligro a los pasajeros, para que así, al influir la velocidad en el taxímetro, pueda cobrar más y tomarme una caña más en el bar Pepe.
  • Dar más vuelta de lo establecido para ir desde el orígen hasta el destino, para que así, al influir el kilometraje en el taxímetro, pueda cobrar más y tomarme una de gambas en el bar Luis.
  • Arrancar más tarde en los semáforos, para que así, al influir el tiempo en el taxímetro, pueda cobrar más y llevarle caprichos inútiles e innecesarios a mi familia, y si sobra algo, tomarme un vino en el bar Alfredo.
  • Timar al cliente turista, ya que, aunque en el taxímetro aparezca 11.57 euros a cobrar, le digo que son 15 por mi sonrisa bonita. Que bonita un rato es la jodía.
  • Dejar sentarse a la gente en mis asientos de cuero. Eso es muestra de mi generosidad, ya que tranquilamente podría indicarles, amablemente eso sí, que se sentasen en el maletero.
  • Y gritar más. Mucho más que cualquier otro taxista. En el premio internacional de gritos de taxistas me llevé el segundo premio, así que ha de quedar demostrado.
  • Cuando el viaje ha acabado, meter prisa al cliente para que salga y me pague. Sin importarme las normas de civilización y educación no escritas.

miércoles, 7 de octubre de 2009

...maneras de empezar la mañana

No hay mejor manera de empezar la mañana que despertarse. De hecho es la única. Pero si además te otorgan un galardón reconociendo tu labor blogueril, mejor. Y así es como ha comenzado mi día. Siendo consciente de que había sido condecorado con el galardón "Vale la pena echar un ojo a este blog" otorgado por S. Y es que se agradece de forma sobrehumana este reconocimiento, dado que reciéntemente venía de fracasar en el concurso de blogs 20 minutos. Ahora que este blog ya posee un premio, se ha abierto a la derecha el salón de premios, que actualmente sólamente tiene uno, pero que estoy seguro que irá teniendo más. (Seguridad no segura).

Otra forma de empezar la mañana es cayéndote de la cama y despertándote del dolor que produce. Con esto no quiero decir que me haya caído, pero... sí, alguna vez me he caido de la cama, y es gracioso. De hecho lo recomiendo siempre y cuando no duermas en la cama superior de una litera, ya que puede producir un dolor no muy gracioso.

martes, 6 de octubre de 2009

...la posibilidad de que un alimento contenga trazas de cacahuete, leche, soja, glutamato sódico, cactus, abrillantador, pelos de coco y cartón

Pensad en un alimento, el que sea, agua, lechuga, donuts, garbanzos o incluso almendras. Todos los alimentos envasados, y digo todos, tienen un algo en común. Tienen un altísimo porcentaje de posibilidades de contener trazas de algo.

Pero vamos a ver, ¿es que uno no puede comprarse una barrita de chocolate sin que contenga trazas de abrillantador? ¿Cuál es mi sorpresa al comprarme una y ver sus ingredientes y ver que podía contener eso? ¿Pero en qué mundo vivimos?

Pues me decidí a investigar. Y resulta que hice un estudio (typical Cote´s research), y de los miles de millones de centenas de trillón de alimentos que observé, todos ellos contenían trazas de algo. Que si trazas de cacahuete, que si glutamato sódico, que si huevo, que si no se qué, que si no se cuantas. Pero si yo sólo quiero almendras ¿por qué he de comer coco? Que te dan más cosas por el mismo precio...eso está bien, pero no creo que si ponen abrillantador en una barrita de chocolate, al consumidor termine de agradarle. Ya se comprará un abrillantador él por su cuenta y lo untará con la barrita si le apetece. Que no digo que no haya nadie con esos exquisitos gustos, pero que no a todos los que compramos humíldemente una barrita de chocolate, nos agrada encontrarnos con una boca y estómago más brillantes, que uno ya tiene una boquita de pitiminí.

Así que hago un llamamiento a todas las autoridades sanitarias que me leen, que sé que son muchas, para que satisfagan mis peticiones, y hagan que todos los productores de género alimenticio envasen única y exclusivamente en el envase lo que corresponda. Las almendras en el envase de las almendras. Los cacahuetes en el envase de los cacahuetes. El abrillantador en el envase del abrillantador, y así con todos y cada uno de los alimentos.

lunes, 5 de octubre de 2009

...cuando en un sueño tienes un orgasmo, en ese momento, en la realidad, tienes un orgasmo

Recientes estudios realizados a cientos de miles de personas por la Universidad de Moi (para el que no sepa francés "Yo". Suce moi la bite *), aseguran que, si tienes un sueño en el que tú tienes un orgasmo, en la realidad lo estás teniendo.

En el caso de ser fémina no existe ningún problema, puesto que se tiene un orgasmo y seguirás placentéramente durmiendo. Pero en el caso de ser un hombre... tu pijama dará fé de que, realmente has tenido un orgasmo. Dependerá en gran medida de la rapidez con la que te despiertes para que, el elemento extraído de forma natural se encuentre más o menos pegado entre tu pijama y tú. Si eres raudo y veloz, podrás levantarte y lavarte el elemento en cuestión sin sentir molestia alguna. Pero pobre de tí si te das cuenta al cabo de las horas. Encontrarás algo que se encuentra entre el pijama y tú, que os mantiene unidos, y que si intentas quitarte el pijama, deberás hacerlo a tirones notando un dolor ligeramente intenso, como si te tirasen de la piel de tu zona más íntima. Tras cagarte en todo, sentir el dolor y lavarte, intentarás recordar qué sueño ha provocado este desastre, y tras ello, una sonrisa aparecerá en tu boca.

No tiene porqué tratarse de poluciones nocturnas. Estos sueños húmedos de los que hablo pueden surgir teniendo o no teniendo almacenados una gran cantidad de soldaditos. Y siempre vienen acompañados de sueños eróticos... o un poco más subidos de tono.

Más te vale que tengas pocos soldaditos dispuestos a salir en busca de su presa, porque como tengas muchos, y además tardes en darte cuenta, el dolor y la sensación serán recordados... etérnamente.

Si eres un hombre que vive sólo y que gestionas únicamente tú las labores de casa, como poner la lavadora, no tendrás problemas mayores. Pero si eres un adolescente con las hormonas alteradas y es tu madre quien tiene que poner la lavadora...asegurate de que no se dé cuenta de que tu pijama está ligeramente sucio y con un olor característico, que muy probablemente sepa de qué se trata. Seguramente no pase nada, pero si tu madre te quiere buscar las cosquillas, pasarás una ligera vergüenza, y tu madre sonriendo.

  • Hijito, estoy poniendo la lavadora para ver si hay que lavar algo a mano y he visto esto ¿qué has hecho con el pijama?
  • Ummmmm, ¿por qué lo dices?
  • ¿Esta mancha tan grande de qué es?
  • Ummmm, eeeeehhh, ummmm, yogur.
  • Pero si anoche no tenías esta mancha cuando te lo terminaste.
  • Estooooo, es queeeee...me he levantado a media noche con hambre y...se me ha caido.
  • Ya claro, y....este olor, ¿de qué sabor era el yogur?
  • Ehhhhh, ummmmm, estooooooo, natural, muy natural.
  • Ya. Bueno no pasa nada, ya lo lavaré, si es yogur se irá sin restregar. Por cierto, con este tipo de yogur ten mucho cuidado cuando te lo comas cerca de alguna chica, no se te caiga encima de ella. Ten mucha precaución.
  • Ehhhhh, ay va! el bus del cole! adios!
*Mensaje subliminal

jueves, 1 de octubre de 2009

...aquellas mierda entradas que se escribieron pero que nunca llegaron a publicarse (5)

Vuelve la sección de menos éxito de este blog. Aquellas mierda entradas que se escribieron pero que nunca llegaron a escribirse es, posiblemente, la peor sección de un blog jamás catalogada y valorada. Pero vuelve, y con una quinta parte. Nunca quintas partes fueron buenas, y si no, recordar Saw 5 o Mary Poppins 5. Pero aquí vuelve esta sección, debido a que el autor necesita dinero, vuelve a sacar a la luz una nueva entrada, y seguramente se note la calidad de la entrada, dado que, ha sido una entrada que sólo buscaba el beneficio económico, y en ningún momento satisfacer a sus lectores.

Aquellas mierda entradas que se escribieron pero que nunca llegaron a escribirse (5)

Entrada que data del 12 de diciembre del 2008.

Casuística semanal

Caso 1: 7 días, (Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes, Sábado, Domingo).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 2: 7 días, (Todos los días Lunes).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 3: 7 días, (Todos los días Martes).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 4: 7 días, (Todos los días Miércoles).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 5: 7 días, (Todos los días Jueves).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 6: 7 días, (Todos los días Viernes).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 7: 7 días, (Todos los días Sábado).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 8: 7 días, (Todos los días Domingo).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 9: 7 días, (Martes, Miércoles, Jueves, Viernes, Sábado, Domingo, Martes).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 10: 7 días, (Miércoles, Jueves, Viernes, Sábado, Domingo, Lunes, Miércoles).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 11: 7 días, (Jueves, Viernes, Sábado, Domingo, Lunes, Martes, Jueves).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 12: 7 días, (Viernes, Sábado, Domingo, Lunes, Martes, Miércoles, Viernes).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 13: 7 días, (Sábado, Domingo, Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Sábado).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 14: 7 días, (Domingo, Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes, Domingo).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 15: 7 días, (Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes, Sábado, Lunes).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 16: 7 días, (Días alterados a tu gusto).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 17: 7 días, (Días aleatorios).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Caso 18: 7 días, (Siempre fiesta).

-Tarde o temprano tendrías que trabajar. Una puta mierda.

Esta es la posible casuística semanal. No hay más. Deja de quejarte de tanto trabajo, no hay otra posibilidad.