lunes, 30 de noviembre de 2009

...trámites

  • Cote: Hola buenas, disculpe, ¿ya no es aquí donde hacen los trámites para que te den una buena hostia merecida?
  • Funcionaria 1: ¡NO!!!!!! ¡Hace tiempo que no está aquí!
  • Cote: ¿? ¿Cuánto tiempo? ¿Y dónde está situada ahora la delegación donde hacen los trámites?
  • Funcionaria 1: ¡MUCHO TIEMPO!!!! ¡Dos meses! ¡Ahora está en el edificio Stroholm!
  • Cote: Ala, ¿dos meses? si que es tiempo si, si suponemos que la vida media de una persona son tres meses claro. Gracias por su amabilidad, su educación y su buen hacer. Que tenga un buen día.
  • Funcionaria 1: ¡ADIOS!!!!!

--------------------------------

  • Cote: Hola, buenos días, ¿es aquí dónde...?
  • Funcionario 2: Sí, aquí es todo, todo ¿por qué? Todo es aquí. Todos vienen a mí, todos. Todo. Todo lo que tengas que hacer se hace aquí, todo, si tienes que hacer un hijo ventanilla 2, si tienes que tramitar un inyección de penicilina piso 4 puerta 14 ventanilla 119, si tienes que pedir una autorización para que el Gobierno te permita escribir por ordenador ventanilla 9, si tienes que solicitar una buena hostia merecida puerta 7 ventanilla 5, si tienes que...
  • Cote: Gracias, gracias, es lo que necesitaba... y relájese por Dios, parece un poco quemado.
  • Funcionario 2: ¿por qué lo dices? ¿por qué? Da igual no contestes, no tengo tiempo, nada de tiempo, siguiente por favor, siguiente, venga venga, va.

------------------------------

  • Cote: A las buenas, ¿es aquí dónde hay que tramitar para una buena hostia merecida?
  • Funcionaria 3: Sí. ¿Trae el impreso A8 debídamente cumplimentado?
  • Cote: Sí, claro, ya lo solicité en el año 1995 y me lo enviaron por correo en agosto de este mismo año 2009, y durante estos cuatro meses he estado rellenándolo a 19 hojas por día ininterrumpidamente. Así que aquí se lo traigo.
  • Funcionaria 3: Mmmmm, a ver a ver, no me fío.... Aha, el mismo fallo de todos los jóvenes... En la hoja 489, usted no ha indicado el número de hijos que tiene.
  • Cote: Es que no tengo ningún hijo.
  • Funcionaria 3: Pues debería haber puesto cero.
  • Cote: De acuerdo, ahora mismo con este boli que me traigo le pongo un cero.
  • Funcionaria 3: No no no no y no. Se lo lleva a casa, lo rellena debídamente y lo trae de vuelta otro día.
  • Cote: De acuerdo, pero podría seguir mirando si tengo algun error más.
  • Funcionaria 3: Otro día, que ahora tengo que atender a más gente de la fila.
  • Cote: .... Pero si sólo estoy yo. No hay nadie más.
  • Funcionaria 3: ¿Seguro? Mire otra vez, mire.
  • Cote: ... Que no hay nadie más... ¿Oiga? ¿Pero dónde se ha metido? Pero será capaz de haberse escondido para no trabajar? En fín, me voy, otro día vendré.

Total que me he ido sin la hostia merecida. Si las hostias que no nos merecemos tardasen tanto en llegar como las que nos merecemos, el mundo sería diferente.

2 comentarios:

S. dijo...

La verdad es que yo le daría a más de un funcionario de esos una gran hostia merecida.
Hace dos meses que espero un papel,cuando el plazo se supone que limite era de uno.
Tardan dos semanas para pasar un tocho de papeles de una planta a otra,es en serio.
Los odioooooooooooooooooooooooooooooooooo

Menda. dijo...

Jjajajaj, eso viene siendo como la VENTANILLA ÚNICA, que para mi que es un mito urbano. Si necesitas una buena hostia, siempre habrá alguien dispuesto a ello. Y gratis.