lunes, 7 de diciembre de 2009

...sueño

Y me meto en la cama y tú me arropas, y me das dos besos de buenas noches. Me acaricias, me susurras cuánto me quieres y me dices que descanse. Dulces sueños tengas tú también.

Y me duermo con facilidad bajo el agradable calor de las mantas en invierno. Apacible y tranquilo comienza mi proceso de descanso cerebral. Y sueño contigo. Sueño con que te veo paseando triste por la calle, y sin mediar palabra te cojo de la mano y te llevo a una dimensión paralela, donde todos los sueños y deseos se cumplen. Yo soy el rey de este lugar, todo lo que pido se hace realidad, y todo lo que mis acompañantes piden, también.

Y siguiendo sin mediar palabra, sé lo que te pasa, sé qué es lo que te haría feliz. Y empiezo a crear un paisaje con verdes prados, con un bonito arcoiris, un sol espléndido con una temperatura acogedora. Andamos por un bonito camino rodeado de grandes árboles, al fondo se ven unas elevadas montañas preciosas con cumbres nevadas, con decenas de cascadas, con un agua más pura que tu corazón, si cabe.

Andamos hacia el norte y empiezan a aparecer los animales que te vieron crecer y que actualmente ya no están entre los vivos, aquel caballo que tantas aventuras te hizo vivir, aquellos conejos que tus padres dijeron que se escaparon, aquella pareja de perros con los que tantas veces te tirabas al suelo para jugar con ellos. Y los gatos se ven al fondo, todos tus animales queridos vienen a verte.

Seguimos caminando y nos saluda aquel vecino que tan bien te caía y no pudo sobrevivir a aquel accidente, y vienen tus abuelos, y te abrazan y te dicen lo bien que has crecido, y lo que les gustaría poder haberte visto crecer. Te besan y tenéis horas de conversaciones y abrazos que en tanto tiempo no has podido darles. Yo os dejo durante un instante porque he de seguir creando tu deseo para hacerte feliz. Sin que tú me hayas dicho nada yo sé lo que más ilusión te haría... y todavía no te lo he mostrado.

Sorpresa tras sorpresa, a cada cual más agradable, me sigues acompañando por estos verdes bosques. Al fondo está mi creación más costosa de todas, pero a la vez, a la que más amor le he dado para crearla y la que con más cariño he hecho. Son tus padres, tu hermano pequeño y su felicidad. Os reunís y habláis largo y tendido. Todo son lloros de alegría y emoción. Abrazados los cuatro os dejo para que os fundáis en uno. Ellos son felices y por ello tu también.

Al fin he conseguido otra vez hacer realidad un sueño.

Éste era muy dificil. Hacerte feliz sólo se podía conseguir haciendo feliz a tu familia. Y eso era aun más dificil. Lograr la felicidad de tu familia tras aquel fallo en los frenos de tu coche que hizo precipitarte al vacío, sólo era posible haciéndoos volver a veros otra vez.

Y me despierto a tu lado. Feliz por tenerte. Con la sensación de haber cumplido otro sueño de alguién. Desde donde estoy, es mucho más facil cumplir sueños que desde ahí abajo, en la Tierra.

I´m the king of Lullaby.

2 comentarios:

Menda. dijo...

Joer Cote......Touché. Este post me ha llegado muy muy hondo, aunque no lo creas.

S. dijo...

Excelente.
No tengo más que decir.