lunes, 4 de enero de 2010

...paga tú que yo no llevo dinero

En mi grupo de amigos existen varias técnicas de supervivencia económica, o también llamadas técnicas de gorroneo máximo. Entre ellas, las dos que más destacan son las que paso a explicar con situaciones de bar, pero pueden llevarse a todos los campos que veais posibles.

La técnica de la mano larga:

  • Situación: Estás de fiesta con mucha gente, conocida y desconocida. El bar está lleno y ves que todo el mundo saca sus consumiciones. Y a tí no te sale de los cojones gastarte un puto céntimo, o bien no tienes dinero. Pero tienes ganas de llevarte algo a tu seco gaznate. Está bien pedir, y seguramente te darán. Pero... decides que es más noble y honrado gorronear a desconocidos.
  • Acción: Detectas a un grupo numeroso de desconocidos que porten bebidas espirituosas, y empiezas a bailar cerca de ellos sin desentonar ni juntarte mucho. Y asegurate que son del grupo de personas que comparten entre ellos. Una vez te hayas asegurado, has de alargar el brazo, meterlo entre el grupo, abrir la mano para que la gente sepa que alguien quiere beber, y esperar a que un cubata, litro o cerveza sea posado en tu mano. Una vez conseguido eso, te lo llevas contigo con disimulo sin que se enteren. Si el grupo de gente va un poco embriagada no tendrás ningún problema y ese tesoro que acabas de conseguir será todo tuyo.
  • Uso: Esta técnica puede ser utilizada durante toda la noche todas las noches. El uso suele ser más con grupos de desconocidos.

La técnica de "Ostia, me he dejado la cartera en casa":

  • Situación: Estás en un bar, o en un supermercado con los amigos... y se te mete en la cabeza que no quieres pagar, aunque lleves dinero.
  • Acción: A la hora de pagar a medias o únicamente tu consumición, dices en voz alta con voz de lástima y que te oigan todos tus compañeros "Ostia, me he dejado la cartera en casa". Ante lo cual tu grupo de amigos se apiadarán de tí y pagarán tu parte. Y podrás consumir gratuitamente todo lo que se te antoje.
  • Uso: Esta técnica puede ser utilizada pocas veces y con poca frecuencia, ya que si lo haces mucho, te partirán la cara. El uso suele ser con tu grupo de conocidos.

Y ya sabéis que cuentan las leyendas que las mejores borracheras han sido pilladas con muy poco dinero o con nada. Emborracharse gastándose decenas de euros no tiene nada de interesante. Es como el follar. Sí, puedes follar, pero muy seguramente pagando. La verdadera dificultad consiste en follar sin pagar (y no es irse corriendo de las putas o putos). Pues como el beber. El verdadero desafio está en beber sin pagar.

Y sólo queda decir, que estas técnicas son utilizadas por mis amigos, no por mí (al menos hasta ahora) y han sido llevadas a todos los campos posibles: bar, supermercado, hipoteca...

6 comentarios:

Tani dijo...

Buenísimo Cotesito, estoy segura que desde que vivimos en sociedad existen los gorrones.

Una técnica que nunca falla y que no has incluido es la del bebedor fantasma:
Situación. igual que las otras que mencionas estás en el bar con los compas, departiendo con singular alegría.
Acción. Cuando vayas calculando que se acerca la hora de pedir la cuenta haces como que vas al baño, a hacer una llamada, (aquí en México DF se facilita porque no se puede fumar en lugares cerrados así que puedes alegar que vas a fumar), y emprendes graciosa huida, te desapareces, cual fantasma.
Uso. Poco frecuente, seguro no pega más d eun par de veces, pues se corre el riesgo de tomar mala fama.

Besazos.

p.d. del lugar donde tomé la foto de la ciudad es un rascacielos en una zona llamada Santa Fe, es desde la terraza de un rascacielos. Precioso panorama ofrecía.

Menda. dijo...

Te me olvidas de uno muy importante: El que lleva siempre el billetazo de 100 € y dice 'uy, no tengo cambio...podrías?'. La madre que los parió. Yo, que soy cien eurista todo el mes, si no tengo pasta no salgo, coñe, pero te juro que los gorrones (y haberlos haylos) me sacan de mis casillas. Me dejas alucinada con lo de la hipoteca...

S. dijo...

Es como el amigo que te dice que ha dejado de fumar pero te pide un cigarro y yo le digo:oye,tu lo que has dejado es de comprar,caradura!

Stultifer dijo...

Si en alguna ocasión he invitado a mis amigos me dicen que si lo hago por comprar su amistad. Están locos mis amigos.

Bagarator dijo...

¡¡Malditos gorrones!!
Por cierto Cote te olvidas de un incluir una tipología de gorroneo "sui géneris", si quieres te la explico a ver que te parece: Se va un tipo a buscar a sus colegas, los encuentra en una tetería justo cuando se van a ir, y lo gracioso del asunto es que al recien llegado le toca poner pasta porque los colegas hacen corto a la hora de pagar sus consumiciones; uso: si te sucede no te lo crees.

Cote dijo...

JAJAJAJAJA! Lo que Bagarator cuenta es pura imaginación! Nunca se me hubiese ocurrido! Me interesa, me interesa.