martes, 2 de febrero de 2010

...Ikhneia

Ikhneia, lugar oscuro donde nunca sale el sol. Paradero inhóspito y desconocido para los humanos.

Ikhneia, planeta lejano donde nunca podrá llegar el hombre, donde nunca podrá gobernar ni imponer su ley.

Ikhneia quizá sea el lugar en el que menos piense una persona para ir a vivir, pero una vez allí sería el lugar que más pensase para ir a disfrutar con los suyos.

Ikhneia, lugar donde yo he estado, donde yo he pasado los últimos años de mi vida. Sólo, sin la compañía de nada ni de nadie, aislado de cualquier tipo de contacto con cualquier cosa. Ikhneia no tiene ni fauna ni flaura, sólo roca gris. Con condiciones extremas de temperatura, sin oxígeno ni comida, alimentándome únicamente de la fe que tenía por encontrar al que llamo "lugar de los sueños, Lullaby". Lugar que me daría todo lo que necesitaba.

Ikhneia tiene una luna y se ve fácilmente desde el norte del planeta. Es pequeña y no tiene nada que la haga especial, pero quizá sea eso lo que me llamó la atención. Nunca conseguí llegar. Tampoco es que lo intentase mucho, porque lo que buscaba sé que se encontraba en Ikhneia.

Sabía de la existencia de ese lugar y no paré hasta encontrarlo. No importa el cómo fui ni el como regresé de allí. No importa los medios de los que disponía. No importan esas, aparentemente, cosas importantes, porque al lado de Lullaby se muestran insignificantes.

Yo he estado allí, y yo volveré. Tarde o temprano, con ayuda o sin ella, lo volveré a encontrar.

Ikhneia, lugar donde se encuentra Lullaby.

Lullaby, lugar donde los sueños se cumplen.

I´m the king of Lullaby

3 comentarios:

Stultifer dijo...

Alimentarse de la fe es el remedio para los pobres. También dice eso la iglesia católica.

Tani dijo...

Oye mi amor,... si no la controlas, no la consumas, plisss. jijiji

Ya en serio, lindas letras, sombrías pero con dejos de esperanza, de sueños asomados en el horizonte, me invitas a tu lugar?

Miles de besillos para mi Cote(sito)

Anónimo dijo...

hola cote,

¿así es ikhneia? yo me lo imaginaba con flores y sol, con días que nunca acaban y un mar cálido y sereno...

¿cómo va todo?

un abrazo,
ikhneia