jueves, 11 de febrero de 2010

...lo que él me contó

Él me contó que estuvo con una chica muy guapa aquella noche. Que la conoció una hora antes en el bar.

Él estaba tranquilamente tomándose un tequila en la barra, mirando hacia la pista de baile. Al poco llegó la chica más bella que él recuerda y se presentó. Él le invitó a que tomase una copa junto a él, pero ella indicó que no era de las que tomaban cerveza, así que él le sugirió champán. Ella accedió pero con la condición de que se lo tomasen en su casa, y ante tal proposición él accedió.

Él me contó que al llegar a la casa de ella, la tumbó sutilmente en su cama boca abajo y empezó a acariciarle tiérnamente su larga melena ondulada y rubia. Con sus labios empezó a comerle eróticamente el cuello y las clavículas.

La volvió boca arriba y empezó a darle besos en la zona de su vientre plano, poco a poco subiendo con la ayuda de su boca el jersey que ella llevaba. Cada vez quedaba más zona de vientre al aire libre y cada vez era mayor la zona que él iba besando y recorriendo con su lengua.

Y así siguió hasta llegar a sus pechos tersos. Con la ayuda de sus manos y la de ella misma, le quitó el jersey del todo quedándose en sujetador. Él empezó a besarle más el cuello y la clavícula con pequeños momentos acercándose a su boca y también a sus senos.

La misma acción que siguió para quitarle poco a poco el jersey, la utilizó para quitarle sutílmente y poco a poco el sujetador, dejando entrever sus preciosos pezones y besándoselos con verdadera pasión. Le desabrochó el sujetador con una magistral y rápida acción de dos de sus dedos, y allí estaba ella con la parte superior de su cuerpo totálmente desnuda.

Él siguió besándole su cuerpo y deslizando su lengua de arriba a abajo, cosa que a ella la volvía loca. Le daba media vuelta y hacía lo mismo con su lengua. Hasta que, según me contó, le empezó a desabrochar el cinturón y el pantalón, y se los quitó con la ayuda de ella.

Ella estaba con la parte inferior del conjunto de ropa interior que ella llevaba únicamente. Y empezó a recorrerle la zona interna de los muslos con la misma acción que llevaba haciendo en todo momento, junto con sutiles caricias de sus manos.

Ella estaba excitada, apasionada, loca por lo que él estaba haciéndole. Le lamía sus pezones, su espalda, su vientre bajo, sus muslos internos, la besaba y poco a poco fue adentrándose al lugar más íntimo. Poco a poco con la boca fue quitándole su braguita y dejando entrever el maravilloso tesoro que ella guardaba.

Según me contó, le encantó el aspecto de su vagina, y empezó a comérselo con la boca sin parar. Con la lengua de arriba a abajo, primero de forma lenta y posteriormente más rápido. Pero no era necesario que la estimulase más, porque ella ya estaba plénamente húmeda.

Ella ya retorcía su cuerpo de placer, y como una loca empezó a quitarle la ropa a él. Y tras encontrarse los dos desnudos en la cama, empezaron a hacer el amor de manera intensa y apasionada.

Según me contó, los dos llegaron a la vez transcurridas bastantes minutos y habiendo practicado multitud de posturas, a cada cual ella y él gozaban más.

Eso es lo que él me contó.

Pero yo no le creí.

Por eso desde la sala del interrogatorio en la que nos encontrábamos le encerré en la carcel. Porque la coartada no coincidía lo que las cámaras de seguridad del bar recogieron. Según se visualiza en la grabación, con su pistola disparó dos tiros al techo reclamando la atención de los clientes del bar, y apuntando posteriormente a la boca del camarero más cercano cogiéndolo como rehén. Obligó al dueño a abrir la caja y se lo metieron todo en una bolsa. Y junto al rehén salió del bar abriéndose paso entre la clientela del local. Al salir le pegó un disparo en la rodilla al rehén dejándolo inmovilizado, y él huyó.

Dos días más tarde logramos encontrarle.

2 comentarios:

Tani dijo...

Mi Cotesito pícaro, me sorprende tu fasceta erótica, un relato muy bueno, con un final inesperado. Muy original y picante, sí señor.
Vaya imaginación, me dejas...pensando!

Besos son coartada

Tani dijo...

Será posible que a nadie mas le haya excitado, perdón, gustado tu texto?

Muack