miércoles, 31 de marzo de 2010

...aprendiz de brujo

Mi maestro me obliga a verle cometer verdaderas atrocidades, y es que dice que así es la única forma de que aprenda. Pero yo no quiero aprender, no quiero ser como él, no quiero usar partes mutiladas de pequeños animales para preparar pócimas que pueda utilizar para controlar la mente de las personas a las que se lo haga tomar.

La última persona a la que se lo hizo tomar era una chica muy guapa, y le hizo probar de esta poción. Se aprovechó de ella hasta la saciedad, la violó, aunque ella parecía que quisiese, no era así, le controlaba la mente y estoy seguro de que ella no quería en el fondo. Y me hizo verlo, y me hizo participar en el rito. No aguanto más.

Es mi maestro, pero nunca ha sido voluntad mía ser su alumno. Él me rescató de la probreza extrema en la que vivía a cambio de que le ayudase. Yo, desesperado por la situación acepté, inconsciente de lo que consistía la ayuda. Y nunca me he revelado contra él, porque me da comida, casa y conversación.

Él quiere que yo sea su sucesor, pues no tiene descendencia ni ha tenido nunca un alumno, y quiere que su sello personal de brujo lo lleve yo. ¿Por qué me eligió?Yo era un cualquiera, un desconocido para él al principio, pero ahora ya llevo con él 3 años.

Y en estos 3 años he visto de todo. Violaciones, mutilaciones, ritos satánicos, espiritismo. Yo... he visto cosas que vosotros no creeríais, le he visto atacar naves en llamas más allá de Orión, le he visto hacer brillar rayos C en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lagrímas en la lluvia. Es hora de morir.

No quiero seguir con esta farsa, ¿a quién quiero engañar? Pero es que temo que utilice uno de sus trucos, brevajes, o lo que quiera que sea en mi contra. Podría convertirme en sapo, mutilarme, o símplemente desintegrarme.

Es igual, ¿qué tengo que perder? De la nada vengo y a la nada iré, ¿qué más da la forma en que llegue a ese punto? Antes de conocerle ya no era nadie, la vida me mutiló la alegría, la esperanza, la fe, y él lo único que hizo fue alargar mi asquerosa vida, porque con él nunca he reido, sólo he llorado, con él nunca he visto un futuro próspero, sólo he visto dolor, sangre, llanto.

Esta noche, con mis conocimientos de brujo de estos 3 años, prepararé una pócima, la que mejor sé hacer. Y aunque sea un simple aprendiz, soy un buen aprendiz. Y le he visto preparar de todo tipo de brevajes, y éste es el que más ha utilizado. Se trata de una poción compuesta por diferentes venenos de los animales que nos rodean, y lo que hace es cortar el paso de la sangre a la altura del cuello. No llega la circulación a la cabeza y muere de forma angustiosa. Quiza por mi parte no merezca ese trato, pero para el resto de la gente será un alivio. Sé que es un mal que hay que erradicar. Además, no aguanto que me obligue a hacer cosas que no quiero hacer y que considero que no son buenas.

-----

Dramatización ligéramente exagerada de la relación con mi jefe. ¿Alguien ha visto Blade Runner? Vangelis mola eh!

2 comentarios:

S. dijo...

La madre que te trajo,no sabía de qué estabas hablando jajajjaja
Blade runner con mi Harry es la caña,y la música aún más.
Un besito,nos vemos a la vuelta.

Tani dijo...

Vaya mi Cotesito brujo (aprendiz, sorry) me gustan tus relatos oscuros, un poco agresivos, llenos de misterio.
Y bueno, que te digo de Vangelis??? Es fenomenal la banda sonora de la peli no pudo ser más acertada, son las maravillas del cine de Ridley Scott, piensa en todo.
Un beso enorme hermoso