viernes, 14 de mayo de 2010

...Woldendongo Wagnerich Goicochetaonaindia

Woldendongo es un buen amigo. Siempre estamos deseando que venga con nosotros de fiesta. Le llamamos el "Imprescindible".

Le llamamos así porque sin él no conseguimos ligar nada, y no, no es porque llame la atención de las chicas y él vaya de avanzadilla para ver si los demás conseguimos ligar sus restos. Le llamamos así porque el tío es muy feo, pero tan feo que se presentó al casting de "Feama" y de primeras le dijeron que se pusiese él de jurado, que los que estaban en ese lugar no eran la mitad de feos que él y qué cojones iban a valorarle o criticarle si no le llegaban a la altura de los pies en fealdad. Y es imprescindible porque a su lado nos hace sentir más guapos de lo que somos, y las chicas también piensan así, entonces siempre que vamos a su lado, ligamos.

Porque no es lo mismo que un chico del montón vaya a ligar sin la compañía de nadie, ya que lo más seguro es que vuelva del campo de batalla derrotado, humillado y vencido, que ir con el "Imprescindible", porque si vas a su lado, primero le miran a él y luego te miran a tí, y las chicas creen que eres un Robert Redford, un George Clooney y un Brad Pitt todos juntos. Y claro, se liga... se liga gracias a la fealdad en su máxima expresión que representa Woldendongo. Que no es por nosotros, que es gracias a él, y le queremos. Le queremos tanto que desde hace ya tiempo le invitamos a todas las copas que él se bebe durante la noche, y no son dos o tres no. Al "Imprescindible" también se le conoce como el "Garganta Profunda". Porque se traga, no los pollones que por ahí se ven no, tampoco los cubatas no, los litros... litros y litros de Wiskhy, es que no los traga, los engulle, porque un litro en sus manos dura un segundo.

Y claro, nos sale caro irnos con él de fiesta, pero es que nos sale rentable. Porque entre mis amigos y yo, si no fuese por él y los ligues que conseguimos gracias a él, la de dinero que nos habríamos gastado en putas, porno y demás cosas de la misma naturaleza para desahogar nuestras necesidades biológicas, serían cantidades... astronómicas no, lo siguiente.

Así que, si a lo mejor en una noche le pagamos unos 20 euros por barba (somos 15) para que beba, nos acompañe y así liguemos, en putillas la más barata nos saldría por 30 por cabeza. Así que merece la pena, porque follamos gratis, que eso para el orgullo del hombre es lo máximo.

Para nosotros ligar con una tia es genial, nos levantamos acompañados después de dormir con ellas y haber echado un par de polvos, así que, mejor imposible. Pero creemos que a ellas no les gusta tanto. Porque claro, ligar, ligamos gracias a la compañía de Woldendongo, pero a la hora de terminar la faena nos enfrentamos nosotros sólos al peligro, y en ese momento el alcohol que llevan las chicas sustituye a nuestro amigo, pero... cuando las chicas se levantan por la mañana y no está Woldendongo ni el alcohol en la sangre de ellas y nos ven... ¿qué os voy a contar?

Si es que ya sabíamos que cuando ellas se dan cuenta de con quien se han acostado, se ponían histéricas, vomitaban del asco que les daba vernos, porque somos feos un poco también, pero es que la de la última vez... Chico, se despertó, fue a darme un beso, y cuando se dio cuenta de mi belleza, se puso a gritar, saltó de la cama vociferando "¡fuera, fuera, contigo no bicho!", y empezó a llorar, y yo empezaba a recoger mis cosas para irme con la cara por los suelos, pero oye, que había follado. Y se puso a llamar por teléfono a todas sus amigas y les contó que era el peor día de su vida, que se había acostado con no se qué cosa, y que ya les vale a todas que le dejasen irse con tal aberración de la naturaleza. Pero oye que follé. Además, a ella le gustaba cuando todavía no era consciente de que yo era algo feo. Joder que conseguí que se corriese en todos los polvos que echamos, que es fácil de saber. Pero en el momento de despertarse a ella parecía no importarle y lo único que le interesaba es que yo, que con sus palabras era "eso", me fuese. Y cogió el palo de la escoba y me echó de su casa como si de una asquerosa araña fuese.

Pero bueno, que mis amigos y yo conseguimos follar con ellas, y si conseguimos eso es gracias a Woldendongo.

Y desde aquí quiero darle las gracias, porque sin él no sabría lo que es ver algo más feo que yo.

Gracias Wolden. Gracias porque sin tí no sabríamos como son los coños de las chicas que no se dedican a la prostitución, gracias porque sin tí no sabríamos lo que es beber más de 10 litros de whisky a la hora, gracias porque sin tí no sabríamos lo que es ser amado (al menos hasta que las chicas se dan cuenta de lo feos que somos), y sobre todo gracias por ser nuestro amigo.

¿Esta noche te vienes de fiesta no? Dí que sí, dí que sí, ¡por favor!

4 comentarios:

Stultifer dijo...

Nunca se folla gratis. O pagas a una puta que se dedica a follar a cambio de dinero, o te gastas el dinero en una amiga nueva que cobra en especies: copas, cenas, ropa, anillos...

S. dijo...

jajajajjajajaja adoro a los feos!

Tani dijo...

Cote, no eres feo, vamos eso de sacarte a escobazos y luego de regalar deliciosos orgamos tsss.

Y bueno, la verdad es que los feos tienen mucho encanto, a mi son los que me gustan más :)

Besotes

Tani dijo...

Se nos han perdido las musas? Te extraño

Un beso