martes, 15 de junio de 2010

...clase en el colegio

  • Profesora: Voy a pasar lista para ver si estáis todos como todos los días. Luisito.
  • Luisito: Presente.
  • Profesora: Jaimito.
  • Jaimito: Presente.
  • Profesora: Hijoputito
  • Hijoputito: Presidente.
  • Alumnos: Jajajajajajajajajaja.
  • Profesora: Ay que ver, siempre ha de haber un hijo de puta que haga el gilipollas.
  • Alumnos: Alaaaaa, la profe ha dicho una palabrota.
  • Empolloncito: Bueno, técnicamente, y basándonos en el contexto en que lo ha dicho, creo que lo correcto sería decir que ha dicho dos palabras malsonantes, que a nosotros se nos ha enseñado que son palabrotas, pero que no son más que dos términos que cotidianamente se usan para describir a una persona que se ha portado ligeramente diferente a lo deseable.
  • Cabroncito: Cállate empollón.
  • Profesora: Pues sí, cállate que cansas. Además, sí, he dicho dos palabrotas, y ¿qué? ¿me vais a denunciar?
  • Hijoputito: Sí, te vamos a denunciar, y vamos a presentar un dosier al bufet de abogados más prestigioso de la ciudad, además de presentar múltiples pruebas audiovisuales en contra tuya, en la que se observa que eres una puta además de zorra, guarra y mal hablada. Dicho bufet, de forma no lucrativa, nos defenderá en el juicio en contra tuya, en la que se te acusará de ser una mala profesora, y de que has querido enseñar a niños que no desean aprender. Aparte, nuestros padres, irán a tu casa y te harán la visita estándar que es lo que se lleva ahora. El kit de la visita incluye una paliza hasta que se te caigan los ojos de las cuencas, pinchazos de las ruedas del coche, de la bici y del monopatín, un graffiti con faltas ortográficas en la puerta de tu casa y por último, otra denuncia de parte de ellos por malos tratos a sus manos a la hora de pegarte de ostias. El juicio lo perderás, te caerán 7 años de carcel y una multa de ocho millones de euros pagados al contado con el dinero negro que ganas de puta, so puta.
  • Profesora: Joder, tenéis 4 años y vuestros padres ya os han enseñado a como tratar a los profesores. Hace unos años se les enseñaba a los 8 ó 9, pero veo que cambian los tiempos. De todas formas, me alegro que aprendáis a desenvolveros en la vida tan pronto, porque la vida consiste en eso, en hacer lo que os salga de los cojones y si a alguien no le gusta, denuncia que le ponéis por grosero. Así sí, y no como en mis tiempos, que si el alumno hacía algo malo se le castigaba. Hay que premiar el mal comportamiento. Estoy ansiosa de recibir mi decimoséptima denuncia por intento de enseñar bien.

II CONCURSO INTERNACIONAL CABECERAS BLOG HOY HABLARÉ DE... (BASES)

4 comentarios:

Stultifer dijo...

Lo mejor sería retrotraernos a la Edad Media donde solo el 2% de la población sabía leer y escribir y además estaban recluidos en conventos y monasterios. Ni profesores ni alumnos ni enseñanza ni educación. Total, para lo que les vale a algunos...

S. dijo...

jajajjaja me encanta tu ironía

Tani dijo...

Vaya, estoy sacándome las lágrimas... no se bien si lloro ante ese ejemplo de pedagogía; o por la formación de esos nuevos ciudadanos a tan tierna edad.

Aquí aplica al 100% la frase esa de "donde las dan las toman" tal para cual.

Besucos, Cotesiux!

Menda. dijo...

Deja que lleguen a la Pau.....verás tú la que arman...