miércoles, 29 de septiembre de 2010

...la inspiración de Onene

Onene oh nene nene oh nene nene oh Onene.

Cuando te miro las campanas suenan como cuando el amanecer empieza. De una manera ilusionante y esperanzadora. De una manera que me hace despertar del más largo sueño, por bueno o malo que sea, me despierta y me hace asimilar lo que vivo. Me hace sentir vivo, me hace sentir un hombre, me hace un ser creado para mirarte y sentirme especial.

Sólo te miro y siento como unos angeles bajan del cielo y me suben a él. Y desde allí, el lugar más privilegiado de esta tierra, estas tú, mirándome, y yo sintiéndote hasta lo más profundo de mi ser. Lo que circula por mis venas es ilusión de conocerte y seguir mirándote siempre. En mi cabeza sólo pensamientos de ti recorren e inundan mi cerebro, los pasos que doy son para acercarme más a tí y el aire que respiro es tu aroma embriagador.

Onene oh nene nene oh nene nene oh Onene.

Y no quiero parpadear porque perdería el ritmo que mi corazón ha impuesto al verte, no quiero desacompasarme de esta situación tan encantadora, tus ojos, tu sonrisa, tu cara angelical me devuelven esa mirada, una mirada tierna, sensual, agradable, sexy, y todo lo bueno que se puede decir de esa mirada es poco.

No quiero que se acabe el momento de seguir viéndote pero sé que llegará ese momento y tendré que cerrar los ojos. Pero en mi retina siempre se quedará registrada tu imagen. Volvería a nacer y a vivir mi apesadumbrada vida para tener un sólo segundo para mirarte como ahora estoy haciendo.

Onene oh nene nene oh nene nene oh Onene.

Me llenas de gozo y satisfacción sólo con tus ojos. Me llenas de amor y paz y no has hecho nada para ello, sólo mirarme, ni siquiera has pronunciado ni una palabra y ni siquiera sé como te llamas. Pero en el momento en que tenga que mirar hacia el horizonte y tú no estés, te recordaré con el nombre de Onene.

Onene oh nene nene oh nene nene oh Onene.

2 comentarios:

Stultifer dijo...

Pensaba que Onene era una divinidad de la Patagonia... Qué decepción.

✿ Belle ✿ dijo...

Que bonito! :) Me has trasladado a ese momento en el que no quieres ni apartar la mirada... son momentos grandes.