domingo, 24 de octubre de 2010

...el caso de la pulsera de los dos millones de pesetas

Hace tiempo mi novia y yo decidimos crear un negocio que se dedicaría a investigar cosas que molasen. Nuestro negocio se llama Ana & Cote Detectives Privados. Nuestro negocio tiene mucho reconocimiento y no hay año en el que no se nos otorgue prestigiosos galardones. Y por el momento hemos investigado cientos de casos a cada cual más importante a nivel internacional, como por ejemplo, el conocido por todos y famoso caso de la oveja descansando en la carretera de Francia, que fue investigado por nosotros y que nos dio prestigio internacional.

El último caso en el que solicitaron nuestros servicios fue el de investigar el evento de un matrimonio, donde teníamos que infiltrarnos e investigar qué asistentes se quitaban la chaqueta durante el banquete, o qué asistentes gritaban "viva los novios". Nuestra clienta se puso en contacto con Ana para fijar la fecha y le dijo que nos pagaría con una suculenta y copiosa comida. No nos negamos y asistimos a dicho evento a investigar. La mujer dijo que sería nuestro enlace y que también asistiría a la boda, y que iría vestida para la ocasión de madre de la novia.

Allí estábamos en el evento conociendo a nuestro enlace, observando a cada uno de los asistentes y posibles sospechosos de gritar "viva los novios". Finalizó el acto solemne del matrimonio y nos disponíamos a ir al banquete, pero hete allí, que me encontré una pulsera en el suelo y pensé que podría ser de alguno de los asistentes.

Lo comenté con mi socia y novia y me dijo que hiciese un informe exhaustivo para que ella se lo entregase a nuestro enlace, mientras, ella, establecía conversaciones con los asistentes para conocer más de cerca a nuestros fichados. Hice el informe:

  • Descripción exhaustiva del objeto encontrado: Pulsera
  • Descripción exhaustiva del lugar del hallazgo: Suelo.
  • Valor económico: Bisutería barata, quizá 50 euros.
  • Valor sentimental: El que se le puede tener a la bisutería barata.

Una vez finalizado dicho informe se lo entregué a Ana, lo leyó, me miró, lo volvió a leer, me volvió a mirar y me dijo:

  • Ana: Hasta ahora, en nuestro negocio... ¿quién ha hecho todos los informes de los casos?
  • Cote: Mmmmm, tú, y nos ha ido muy bien por ello.
  • Ana: Ok, recuérdame que el informe del caso de la boda lo haga yo también.
  • Cote: Mmmmm, ¿y eso?
  • Ana: No, nada, porque tu labor de reconocer posibles sospechosos es muy buena, y es preferible que te centres en eso.
  • Cote: Cierto.

Ana le entregó el informe y la pulsera a nuestro enlace. Nuestra clienta se alegró de que se lo entregásemos.

Al finalizar todo el evento hicimos el informe de la boda y nos pagaron muy bien con la comida. Estábamos todos contentos.

Todo había salido a pedir de boca y no había ningún problema, pero una llamada inesperada a nuestro despacho días después, alarmó a Ana que fue quien cogió la llamada. Era nuestra clienta del caso de la boda.

  • Ana: ¿Diga?
  • Clienta: Hola, ¿recuerda que en la boda me entregó una pulsera?
  • Ana: Sí, claro. Disculpe por el informe que le entreg....
  • Clienta: No hay nada que disculpar. La dueña de la pulsera quiere recompensarles por su gran labor a la hora de encontrarla.
  • Ana: Ah ¿sí? ¿Tenía mucho valor sentimental?
  • Clienta: Ahora le paso por fax el informe que me ha mandado la dueña de la pulsera para que lo lean. En breve se pondran en contacto con ustedes para recompensarles.
  • Ana: De acuerdo.
-----------------------------------------------------

  • Descripción exhaustiva del objeto encontrado: Pulsera en oro blanco de 18 kts. con formas ovales perfiladas por noventa y ocho diamantes, talla brillante, color Top Wesselton y ca. 5,50 cts. de peso total; separadas por siete grupos de cuatro zafiros, talla redonda. Cierre de lengüeta con broche de seguridad. Con el lomo completamente decorado por un bello calado geométrico con pavé de diamantes. Medidas: 18,5 x 1,4 cm.
  • Descripción exhaustiva del lugar del hallazgo: Dependencias exteriores de la Iglesia de Nuestra Señora Santa María del Sagrado Corazón de Suecia.
  • Valor económico: 12000 euros.
  • Valor sentimental: El que se le puede tener a una joya exclusiva de 12000 euros.

2 comentarios:

Stultifer dijo...

Sois los analizadores del "caso de la oveja descansando en la carretera de Francia". Siempre he sido fan vuetro. Lo de la pulsera... pues mira, sigo pensando que esa mujer miente. La bisutería es bisutería aquí y en el suelo de una catedral.

Darthpitufina dijo...

Creo firmemente que te estás aprovechando del anonimato de internet para suplantar la identidad impunemente de los analizadores del "caso de la oveja descansando en la carretera de Francia". Pero me caes bien de todos modos...

Una sonrisa.